Un dron de película con ADN valenciano

La UPV diseña un dispositivo automático para el uso en interiores que permite rodar escenas y crear contenidos con precisión y seguridad

El dron desarrollado por la UPV./
El dron desarrollado por la UPV.
E. RODRÍGUEZ

El mundo de los drones no deja de evolucionar y encontrar aplicaciones en distintos ámbitos. La industria audiovisual es uno de ellos y, por ello, varios investigadores europeos, liderados por la Universitat Politècnica de Valencia, han diseñado uno especialmente ideado para su uso en interiores. Se trata de un dispositivo que integra un sistema de control de vuelo completamente automático y fácil de usar, un avanzado sistema de posicionamiento y una cámara RGB-D que permite la reconstrucción en 3D del espacio antes de los vuelos para la filmación.

El desarrollo de este dron se enmarca dentro del proyecto AIRT, timoneado por la UPV y financiado por el programa Horizonte 2020. Tal y como explica la propia universidad, ha sido ideado especialmente para su uso por parte de profesionales de industrias creativas como la publicidad, el cine y la fotografía. Incluso va destinado a profesionales del arte –en museos– o al patrimonio cultural.

«Llevamos ya doce meses de trabajo y los resultados obtenidos hasta la fecha han sido excelentes, según la propia valoración de la Comisión Europea. Este proyecto aporta un plus tecnológico de gran relevancia para la industria creativa; el dron que estamos desarrollando permitirá dar un paso más en la creación de contenidos audiovisuales, al facilitar la grabación en interiores con gran precisión, calidad y seguridad», destaca Virginia Santamarina, investigadora del Departamento de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de la UPV y coordinadora del proyecto.

Una de las principales novedades del dron es su sistema de posicionamiento interior (IPS). «Uno de los principales déficits de los drones actualmente es la carencia de sistemas IPS precisos, robustos y asequibles; el sistema AIRT va más allá y permitirá a los profesionales disponer de un dron de gran precisión y fácil de manejar en los vuelos interiores», apunta Santamarina.

El IPS del dron AIRT se basa en la novedosa tecnología de radio inalámbrica UWB, idónea para espacios interiores. «Este sistema permite mejorar la precisión del dron en centímetros e incluye un dispositivo de calibración automática que ayuda a detectar posibles errores y reconfigurar de nuevo el equipo para su vuelo y grabación», señala Jose Luis Poza, investigador del Instituto de Automática e Informática Industrial (ai2) de la Universitat Politècnica de Valencia. El sistema de posicionamiento preciso es necesario para que el dron pueda realizar el seguimiento de las rutas prefijadas. Asimismo, el dron puede tener pre-configuradas las acciones que deberá realizar en cada punto.

Por su parte, el software de mapeado 3D integrado en el dron permite reconstruir los espacios en tiempo real a partir de los datos que recopila antes de iniciar la grabación. «La transmisión y visualización de la imagen es en tiempo real. Por lo tanto, el usuario puede moverse por el entorno capturado para estudiar en detalle las diferentes áreas de la escena mientras se realiza el vuelo de reconocimiento», añade Francisco Abad, investigador también del Instituto de Automática e Informática Industrial (ai2) de la UPV.

Fotos

Vídeos