Descubren el origen de una potente y misteriosa señal proveniente del espacio

Se la conoce como «Wow!» y se desconocía su procedencia desde hace 40 años

EUROPA PRESS y LAS PROVINCIAS

El misterio tras la conocida señal 'Wow!', detectada en 1977, ha sido desvelado. La señal, que en aquél momento fue atribuida popularmente a una inteligencia procedente de otro planeta -extraterrestre-, no fue sino el resultado de un gas desprendido por cometas en tránsito.

Jerry Ehman, astrónomo de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, detectó esta señal hace ya 40 años, siendo la más potente captada hasta esa fecha. Se dice que el hecho de haber captado dicha señal fue una sorpresa tal para Ehman que anotó la palabra "wow!" seguida de un punto de exclamación en una hoja de papel. Este hecho fue el que le dio su nombre al fenómeno, que a partir de entonces empezó a conocerse como la señal 'Wow!'.

En ese momento muchos consideraron esta señal la prueba de la vida extraterrestre. Pero ahora otro astrónomo, Antonio Paris, logró fijar varias señales potentes semejantes después de examinar el cometa 266P/Christensen. También observó otros cometas similares, logrando registrar emisiones parecidas.

La investigación llevada a cabo por Paris demuestra que la teoría que planteó el pasado año 2016 de que la señal 'Wow!' podría haber sido producida por los cometas 266P/Christensen y P/2008Y2 Gibbs. Ambos cometas fueron observados en una zona cercana a donde Ehman descubrió la mencionada señal, lo que le llevó a pensar que ambos sucesos podrían estar relacionados. Ahora ha logrado demostrarlo, y los resultados de su investigación han sido recogidos por la 'Washington Academy of Sciences'.

Por fin conocemos el origen de esta conocida señal, aunque seguro que para los fanáticos de la vida extraterrestre este hallazgo puede resultar una mala noticia, puesto que refuta una de las teorías más extendidas sobre la existencia de vida extraterrestre inteligente.

Fotos

Vídeos