Las Provincias

El asteroide contó con la 'ayuda' de una erupción gigante para acabar con los dinosaurios

Ilustración de varios dinosaurios
Ilustración de varios dinosaurios / REUTERS
  • Un grupo de investigadores del MIT hallan evidencias de que un río de lava un total de 1,5 millones de kilómetros cuadrados que se prolongó durante millones de años colaboró a la extinción de estas criaturas

Científicos del Instituto de Tecnología de Massachusetts ( MIT ) han encontrado evidencias de que una gran erupción volcánica comenzó justo antes del impacto del asteroide que acabó con los dinosaurios. Este fenómeno juegó posiblemente un papel complementario en la extinción masiva de dos tercios de las especies sobre la Tierra por aquel cataclismo ocurrido hace 66 millones de años.

El equipo, con científicos de otras universidades, dató con precisión rocas de las Trampas de Deccan: una zona del centro-oeste de la India que conserva restos de una de las erupciones volcánicas más grandes del planeta. Sobre la base de su análisis, los investigadores determinaron que la erupción comenzó 250.000 años antes del choque del asteroide gigante y continuó durante 500.000 años después del impacto, arrojando un total de 1,5 millones de kilómetros cuadrados de lava.

Esta enorme y prolongada actividad volcánica elevó niveles peligrosos de sustancias químicas volátiles en el aire, provocando el envenenamiento de la atmósfera y los océanos.

Las Trampas del Decán

"Si los modelos de liberación volátil son correctos, estamos hablando de algo similar a lo que está sucediendo hoy en día: una gran cantidad de dióxido de carbono emitida a la atmósfera muy rápidamente", dice Michael Eddy, un estudiante graduado en el Departamento de Ciencia de la Tierra, Atmosféricas y Planetarias del MIT .

"En última instancia puede agravar la acidificación del océano, matando a una parte importante de plancton: la base de la cadena alimentaria". Sobre la base de la datación más precisa para las Trampas del Decán, los investigadores creen que aquellas enormes erupciones tuvieron un papel significativo en la extinción de los dinosaurios, aunque el mecanismo exacto de las muertes nunca se sepa.

El estudio ha sido publicado en Science, junto con colegas de la Universidad de Princeton, la Universidad de Lausana, en Suiza, y la Universidad de Amravati en la India.