El carrito pasa a la historia

La digitalización de la sociedad acabará con el ir de compras. Mientras llega ese momento, las tiendas lanzan nuevas formas de vender

El sector de la alimentación también se apunta al comercio digital./Andrey Popov / Fotolia
El sector de la alimentación también se apunta al comercio digital. / Andrey Popov / Fotolia
EDURNE MARTÍNEZMadrid

Supermercados en los que no hay que esperar colas para pagar, ni esperar turno a la hora de comprar el kilo de pollo. La lista de la compra la llevamos en el móvil y no hay que vagar por los pasillos sin encontrar el tomate frito. Todo lo que solemos aborrecer de ir a hacer la compra puede desaparecer con tecnología. La alta competencia está obligando a las grandes superficies a reinventar el concepto de tiendas físicas donde sus clientes utilicen el móvil no solo para mandar whatsapps mientras compran, sino para relacionarse con la tienda.

El enemigo a batir es Amazon. No contentos con sacar un servicio de compra online de productos frescos en muchos mercados españoles (Amazon Prime), se lanzan al mundo de las tiendas físicas. Hace unas semanas presentaron un establecimiento Seattle (EE UU) en el que los clientes hacen la compra sin pasar por caja, todo gracias a la tecnología y los sensores instalados en los productos. Esta competencia titánica ha puesto las pilas al sector de la alimentación en España que piensan en tecnología e innovación como nunca antes lo habían hecho.

«Ahora se puede coger turno en la frutería desde el móvil y que te llegue una notificación cuando te toca»

«El día a día de los clientes va muy rápido, no tienen tiempo que perder», explica Elodie Mulliez, responsable de desarrollo de la ‘app’ de Alcampo. El grupo francés ha sido el primero en instalar en sus hipermercados españoles un sistema de escaneo de los productos (‘ScanYou’) que permite hacer la lista de la compra electrónicamente desde casa, llegar al súper, meter los alimentos en la cesta y volver a casa sin necesidad de pasar por caja. La verdad es que por caja se pasa, pero se elimina el tedioso momento de hacer cola, ir poniendo los productos uno por uno en la cinta ni tener que hacer un tetris al meterlos de vuelta en el carro.

-¿Cómo funciona?

-Al llegar a la tienda se establece una conexión por bluetooth con el móvil del cliente con unas balizas (‘beacons’) instaladas en el establecimiento. Se va escaneando con el smartphone cada producto que se quiere comprar y se va metiendo en la cesta. Los alimentos van apareciendo en la pantalla del teléfono, lo que permite saber sus características, si nos falta algo y cuál es el importe total. Al finalizar, se va a las ‘cajas amigas’, donde se lee el código del móvil y ya solo hay que pagar.

Mulliez asegura que la aplicación de Alcampo no solo sirve para esto. También permite coger turno en la frutería mientras estamos en otro pasillo y que cuando te toque te mande una notificación. Evita que el cliente se pierda por el supermercado buscando un determinado producto y le enseña exactamente dónde está en el plano. «La lista de la compra se puede preparar con el móvil desde casa escaneando los códigos de barras de los productos». La app está disponible para iOS y Android desde hace un año, tiempo en el que han superado los 120.000 usuarios.

El proceso

1.
El cliente puede localizar los productos con un mapa del supermercado en el móvil.
2.
Escanea los códigos de barras de cada alimento y los mete a la cesta de la compra.
3.
Se escanea con el móvil el código de barras de la caja para que reconozca la compra.
4.
Aparece la lista en la pantalla y pagamos sin tener que poner cada producto en la cinta.

La espera es uno de los momentos menos agradables para el cliente. De ahí que otras cadenas como Carrefour o Eroski hayan utilizado la tecnología para implantar la denominada ‘Fila Única’, por la que un mensaje en pantalla y audio indica al cliente el número de caja libre para que pueda pueda pagar y se reduzcan los tiempos. Enrique Monzonis, director de Transformación Digital del grupo vasco, explica que cuentan con una app con la que los clientes interactúan con el supermercado mientras hacen la compra. «Por ejemplo, puede seleccionar los vales de descuento que le son más interesantes y canjearlos en el mismo acto de compra, sin necesidad de recibir un cupón de papel». Eroski invertirá cerca del 2% de sus ingresos anuales a la I+D con el objetivo de «impulsar un proceso de transformación que nos permita, gracias a la incorporación de nuevas tecnologías, aportar mejores soluciones para que la experiencia de compra sea cada vez más ágil y más adaptada a sus necesidades», dice Monzonis.

«Los probadores virtuales permiten al cliente conocer más información de la prenda y contactar con el personal»

En la misma línea de transformación hacia lo digital, Carrefour inauguró el pasado mes de julio en Madrid su primer Centro de Innovación en nuestro país. En él trabajan 240 personas en proyectos de IT, e-commerce y marketing digital, entre otros. «El objetivo es reagrupar en este espacio todo el ecosistema de transformación digital de la compañía y seguir siendo un referente», aseguran.

Mujer comprando en un supermercado, actividad que ya se puede hacer hasta con el móvil.
Mujer comprando en un supermercado, actividad que ya se puede hacer hasta con el móvil. / Fotolia

Más que alimentación

Las innovaciones no solo se están consiguiendo en el sector de la alimentación. La industria textil se pone las pilas para digitalizarse y hacer frente a los gigantes del comercio online. Uno de los ejemplos claros es Zara, que ha abierto en Londres una tienda especializado en comercio electrónico donde los clientes podrán ver las prendas, pero no comprarlas en ese momento, sino que deberán pedirlos online y recogerlos allí a las pocas horas o al día siguiente.

Pero Mango ha ido un paso más allá al incluir la tecnología pura en la propia tienda. Así, incluye en varias de sus tiendas probadores digitales con una pantalla táctil instalada en el espejo que escanea el código de barras de los productos. Le da al cliente información de las prendas (tallas, colores, stock y sugerencias para el look) y permite contactar con el personal de tienda sin tener que salir del probador. Además, tienen WiFi en sus tiendas y un espacio dedicado en las tiendas físicas para recoger los pedidos online.

Amazon Go abre punto de venta en Seattle

En España nos estamos acostumbrando al pago móvil y a las tarjetas sin contacto, pero las apuestas de las grandes tecnológicas ya pasan por el reconocimiento biométrico. Y el siguiente paso lo ha dado Amazon con la presentación del primer supermercado del mundo sin cajas.

La compañía de Seattle ha tardado un año en abrir su apuesta más disruptora, pero los ciudadanos del condado neoyorquino ya pueden pasar por los 167 metros cuadrados del primer Amazon Go del mundo. Cero cajas y cero cajeros, pero en el futuro. Al entrar en la tienda, la cuenta de Amazon se activa y se convierte en el carrito virtual que pasear por los pasillos de la tienda de Seattle.

Para luchar contra amigos de lo ajeno y garantizar sus ventas, Amazon ha lanzado la tecnología Just Walk Out. A la entrada de este súper del futuro, los usuarios tendrán que pasar un código QR, que se obtiene a través de la aplicación Amazon Go, por un lector ubicado en los tornos de entrada al establecimiento.

Así, el cliente queda registrado por las decenas de cámaras situadas en los pasillos. Cada una tiene un tamaño de 2,5 pulgadas, incorporan una pequeña luz led que indican que estaban encendidos y enfocan a los productos de la tienda. Los productos se cobran con solo cogerlos e introducirlo en la bolsa. La prueba de fuego está por pasar y comprobar si el sistema diseñado por el equipo de Jeff Bezos funciona y queda la duda de si Alexa en el futuro será cajera y ayudará a los clientes a encontrar un producto.

Aunque Amazon ha puesto en marcha esta tienda por primera vez, hace una década IBM planteó cómo sería el supermercado del mañana y la idea era muy parecida a la de Bezos.

Zara ha abierto una tienda en Londres donde desarrollará el comercio online.
Zara ha abierto una tienda en Londres donde desarrollará el comercio online. / Susana Vera/Reuters

Zara inaugura una tienda donde comprar online

Carritos que siguen al cliente en 7Fresh

Fotos

Vídeos