Bruselas premia un sensor alicantino que informa del agua que se gasta durante la ducha

El sensor desarrollado pro Aguas de Alicante./EFE
El sensor desarrollado pro Aguas de Alicante. / EFE

Este dispositivo se conecta de forma remota al teléfono móvil y con una app monitoriza el consumo para favorecer el uso responsable

EFEAlicante

La Comisión Europea ha premiado a la empresa Aguas de Alicante y otros socios europeos por el desarrollo de un innovador sensor en el teléfono de la ducha con una pantalla digital que informa en tiempo real de los litros que se consumen y la temperatura del agua durante el baño.

Este dispositivo se conecta de forma remota al teléfono móvil para, mediante una sencilla aplicación (APP) denominada 'DAIAD', monitorizar el consumo de agua y de energía que se emplea en la ducha (donde se llegan a usar entre 95 y 190 litros en un baño de unos 5 minutos), con el fin de favorecer un uso responsable de este recurso escaso.

El ingeniero Toni Sánchez Zaplana y el físico Iñaki Casals, ambos de Aguas de Alicante, han relatado a Efe que este sistema ha sido probado durante un año en 120 hogares de Alicante y la Playa de San Juan, y que ha permitido una reducción media del 12 por ciento en el consumo de agua por vivienda (al caer un tercio del agua usada en la ducha) y una bajada del gasto energético del 20%.

El desarrollo de este dispositivo se ha efectuado entre marzo de 2014 y agosto de 2017 por Aguas de Alicante junto a otros centros tecnológicos alemanes, británicos, suizos y griegos (el Athena Research Center, Bamberg University, Amphiro AG, Fraunhoffer ISI y WaterWise) en el marco de un proyecto dotado con 4,3 millones de euros (3,2 aportados por Bruselas).

Cómo funciona

El proyecto acaba de recibir el 'Innovation Radar Prize' de la Comisión a la mejor innovación del año en la categoría de tecnología para la sociedad, que distingue los adelantos de alto potencial a favor de un consumo sostenible y responsable.

Entre el teléfono de la ducha y el cable que lo une al grifo, el sensor se coloca en un par de minutos y cuenta con un medidor del caudal y la temperatura en este lugar que, pese a las apariencias, constituye el segundo punto de consumo energético del hogar, tras la calefacción y por delante del frigorífico o el microondas.

Desde el primer momento, la pantalla ofrece el volumen consumido, los grados del agua, una estimación de la energía invertida por el calentador y, además, califica la ducha con la conocida escala de los electrodomésticos: A+, A, B...

Para motivar a los más pequeños de la casa, también exhibe la imagen de un oso polar sobre un témpano de hielo que se va fundiendo a partir del tiempo que transcurre debajo de la ducha, de manera que si el baño se alarga más de lo razonable el oso se queda sin suelo y se ahoga.

Este pequeño medidor, que dentro del proyecto ha desarrollado la start-up suiza Amphiro AG, no necesita baterías externas porque logra generar su propia alimentación energética con una microturbina con el caudal de la ducha.

"Tener la información del consumo en tiempo real es 6 veces más efectivo (para propiciar un ahorro de consumo) que un dato ofrecido posteriormente, más analítico", ha relatado Sánchez Zaplana.

Desde 50 euros

El dispositivo para el teléfono de la ducha, que cuesta desde unos 50 euros (la APP se descarga gratuitamente), se comunica con el teléfono móvil o tablet para almacenar la información de cada baño y poder hacer comparativas con los propios consumos, telelecturas y con otros hogares similares para crear una dinámica de juego entre ciudadanos, lo que se llama "gamificación" .

Los expertos de Aguas de Alicante han puesto de manifiesto que la alicantina es una de las capitales de provincia más concienciadas con el ahorro de agua, como se refleja en que tenga uno de los consumos más bajos de España con una media de 114 litros por habitante y día cuando la media nacional se eleva a 132, según estadísticas del INE.

Otro dato que demuestra esta sensibilidad con el recurso hídrico es que en los últimos diez años la ciudad ha aumentado su población en 10.000 habitantes y, al mismo tiempo, ha reducido el consumo de agua el 20 por ciento, gracias a la concienciación y a otros aspectos, como la mejora de la red y la reutilización del agua.

Fotos

Vídeos