Así atrapa un pederasta a los menores en las redes

La Policía advierte a los padres de que deberían revisar los móviles de sus hijos para saber con quién y de qué hablan

ATLAS

Toda la información que la joven sube a Instagram le sirve al pederasta para dar con la víctima propicia. En las conversaciones reales a las que hemos tenido acceso, leemos como el individuo sabe casi todo de ella. Además la convence, aun siendo un desconocido, para conseguir su móvil y hablar por whastapp. Primero le pide fotos vestida de uniforme, días después imágenes con poca ropa e incluso llega a proponerle 60 euros por una foto desnuda.

La policía municipal de Madrid nos cuenta que según va ganándose la confianza de la adolescente los mensajes suben de tono hasta acabar hablando de prácticas sexuales. Los agentes advierten a los padres de que deberían revisar los móviles de sus hijos para saber con quién y de qué hablan. Porque en realidad el supuesto joven de 17 años era un pederasta de 40 que podía haber actuado en las redes contra más niñas.

Fotos

Vídeos