Se arroja de un quinto piso porque su familia le niega la cesárea

Imagen del video filtrado de la cámara de seguridad.
Imagen del video filtrado de la cámara de seguridad. / LP

La legislación china estipula que la familia debe dar su permiso para la operación

LAS PROVINCIASValencia

Los hechos han sucedido en China, en el Hospital de Yulin, donde un diario local ha filtrado unas impactantes imágenes en las que se ve a una mujer embarazada suplicando a su familia que autoricen a los médicos para practicarle la cesárea, porque el bebé tenía la cabeza demasiado grande como para tener un parto natural y le estaba provocando un intenso dolor.

La mujer, según se aprecia en el vídeo, se encontraba prácticamente al borde del desmayo, por lo que varias enfermeras la levantan para llevarla a su habitación. La legislación china establece que la familia debe dar el consentimiento tanto a los médicos como a la madre para que se le pueda practicar la cesárea, pero en este caso se negaron por completo porque querían que el bebé naciese de forma natural, lo cual los propios médicos veían poco probable.

Finalmente, tras varios intentos frustrados de abandonar el hospital, la mujer consiguió aprovechar un descuido y se arrojó desde un quinto piso por la ventana de la habitación donde daba a luz, falleciendo en el acto tanto ella como el bebé.

Temas

China

Fotos

Vídeos