Los peligros de la avispa asiática

Una avispa asiática devora a una autóctona./LP
Una avispa asiática devora a una autóctona. / LP

La invasión en la Comunitat de este insecto provoca un desastre en el ecosistema y supone un riesgo para la salud de las personas

M. G.

Esta semana aparecía en la zona de Barraca d'Aigües Vives un nido de la temida avispa asiática o velutina. Los bomberos procedieron a neutralizar el enjambre cubriéndolo con una bolsa de plástico y quemándolo.

Este peligroso insecto entró en Europa a través de Francia en el año 2004, se cree que a través de un contenedor de procedencia asiática. Más tarde, llegó a España y se fue extendiendo poco a poco por el norte, donde ya supone un grave problema. En estos últimos años ha llegado a la Comunitat.

Las avispas atacan y matan a las abejas autóctonas, provocando un desastre en el ecosistema.

Aunque los expertos aseguran que la presencia de la velutina no supone un riesgo mayor para el hombre que la de su homóloga europea, lo cierto es que en España ya se han producido varias muertes por sus picaduras en personas que sufrieron un shock anafiláctico. Así, aunque el veneno de las asiáticas es el mismo que el de las europeas, la cantidad inyectada es mayor al ser más grandes en tamaño. Por ello, una persona alérgica sufre un grave peligro y las que no lo son pueden correr riesgo en caso de picaduras múltiples o picadura única en mucosa.

Un picotazo causa un dolor que es intenso y agudo, como si nos pinchásemos con un gran alfiler, y luego deriva en un escozor que recuerda al de una quemadura. La hinchazón se puede atenuar aplicando hielo y vinagre, y las molestias duran varios días o una semana, por lo cual pueden requerir analgésicos y antiinflamatorios.

¿Cómo actuar si te encuentras un enjambre?

Las avispas asiáticas no atacan si no ven amenazado su nido. En caso de encontrar un enjambre, se aconseja no acercarse y llamar al 112.

Más sobre la vespa velutina

Fotos

Vídeos