Las Provincias

El Congreso acuerda por unanimidad pagar una pensión a todos los huérfanos de crímenes machistas

El Congreso acuerda por unanimidad pagar una pensión a todos los huérfanos de crímenes machistas
  • El PSOE, el impulsor de la reforma, calcula que las trabas legales actuales han dejado sin ayuda a la mitad de los menores víctimas de esta lacra

La ley tardará todavía unos meses en aprobarse y publicarse en el BOE, pero el compromiso político es ya firme. El Congreso de los Diputados aprobó esta noche por unanimidad comenzar la tramitación de una ley que hará que todos los huérfanos de crímenes machistas, con independencia de si su madre cotizó o no a la Seguridad Social, tengan garantizado el derecho a cobrar una pensión.

La ley exige en la actualidad que para que se pueda recibir está prestación la víctima debía trabajar o estar dada de alta en una oficina de desempleo en el momento de su muerte, o, en su defecto, tener cotizados al menos 15 años a la Seguridad Social. La realidad es que son muchas las asesinadas que no cumplen estos requisitos, por lo que también son muchos los huérfanos que, además de sin madre, se han quedado sin pensión alguna para salir adelante. La solución de la propuesta del PSOE, tomada en consideración con el apoyo de todos los grupos del Congreso, es que el asesinato de una mujer a manos de su pareja será equiparable siempre a una situación de alta, con lo que sus huérfanos recibirán automáticamente la pensión.

Ángeles Álvarez, la diputada socialista promotora de la reforma, calculó hoy que, pese a que no hay cifras oficiales, los desamparados que se han quedado sin ayudas por las actuales trabas legales pueden suponer hasta la mitad de los menores víctimas de esta lacra. Los huérfanos de crímenes machistas solo se contabilizan desde 2013. Desde entonces se sabe que 169 chicos perdieron a su madre a manos de su pareja, lo que significa una media de unos 40 huérfanos al año.

La propuesta socialista no lo contempla, pero todos los partidos se mostraron favorables a que, durante la tramitación, una enmienda establezca el carácter retroactivo de las nuevas condiciones, para que puedan acceder a la pensión todos los huérfanos a los que se les haya denegado.

El debate político de hoy en el pleno se quedó en la unanimidad sobre la necesidad de pagar pensión en todos los casos y no entró en el detalle del resto de medidas incluidas en la propuesta del PSOE, que ahora deberán discutirse en la fase de enmiendas y en la que el PP ya anticipó que pretende introducir cambios.

Mayores cuantías

La reforma socialista no solo universaliza la pensión a los huérfanos de violencia machista sino que eleva de forma considerable su cuantía. Dice que deben recibir el 70% de los ingresos de la madre (ahora el 52%) y que la prestación mínima, en todo caso, será de 677 euros. También prevé que si las víctimas son dos hermanos o más la base a percibir debe ser del 118% (ahora es el 52%), con un mínimo de 737 euros. Esto supone una subida media del 34% y de más del doble para las familias con al menos dos huérfanos.

Las víctimas de violencia machista tendrían derecho al cobro de esta pensión hasta los 21 años, hasta los 25 si no se han emancipado y la unidad familiar en la que conviven dividida entre sus miembros no alcanza el 75% del salario mínimo, e incluso algún año más si aún estudian una carrera universitaria.

La reforma pretende establecer también otras dos medidas en beneficio de estos menores. Los huérfanos, con la ley actual, de entrada solo cobran un 20% de los ingresos de la madre fallecida (la pensión ordinaria) y solo pasan al 52% cuando hay una sentencia firme que mantiene al padre homicida en la cárcel, cuando tienen derecho a una pensión absoluta. El cambio sería que, una vez se produzca la condena firme, reciban el pago del 70% de la base reguladora a fecha de cuando les fue reconocida, aunque hayan pasado meses o incluso años.

La segunda novedad es que si el padre muere después de matar a la madre -normalmente por un suicidio- tengan derecho a compatibilizar el cobro de la pensión de orfandad de la madre y la del padre, cosa que ahora se les niega. La remuneración compatible sería el 70% de los ingresos de la madre y el 20% de los del padre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate