Las Provincias

Prisión provisional y sin fianza para el presunto asesino de su hijo en La Coruña

El sospechoso de haber matado a su hijo de 11 años.
El sospechoso de haber matado a su hijo de 11 años. / Efe
  • El hombre se ha acogido a su derecho de no declarar ante el juez

  • La madre denunció su desaparición después de que el padre se lo llevara el fin de semana y no lo devolviera a la hora convenida

El titular del Juzgado de Violencia de Género de A Coruña ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el presunto parricida de La Coruña por la muerte de su hijo de 11 años, hallado muerto con un golpe en la cabeza el pasado lunes por la noche en una arboleda, informan fuentes judiciales.

El presunto parricida es investigado por un delito de homicidio o asesinato, calificación que se determinará en la fase de instrucción, añaden las mismas fuentes. Asimismo, será investigado por un delito contra la integridad física y moral en relación a la madre del niño por las secuelas físicas que esta sufre.

El Juzgado de Instrucción número 7 de A Coruña, que estaba de guardia el domingo cuando la exmujer del detenido y madre del menor presentó la denuncia por la desaparición de su hijo, se inhibió en favor del de violencia de género.

Tras aceptar el juez de Violencia sobre la Mujer la inhibición, el detenido fue trasladado a primera hora a este juzgado desde la Comisaría de Lonzas, en la que permanecía desde su detención el lunes.

Tras acogerse a su derecho a no declarar y ser visto por los forenses, el juez decretó prisión provisional comunicada y sin fianza. El hombre está siendo investigado por un posible delito de homicidio o asesinato, así como por un delito contra la integridad física y moral contra la madre del menor fallecido.

Los hechos

La muerte del menor, cuyo cuerpo fue localizado el martes en un monte en el municipio de Oza-Cesuras, se produjo supuestamente el domingo como consecuencia de un golpe, después de haber pasado el día con su padre en cumplimiento del régimen de visitas estipulado tras la separación.

Aunque contra el padre del menor no existían denuncias en los últimos cuatro años, sí hubo con anterioridad dos. Una en 2008 por un delito de coacciones que formuló su exmujer contra él y que supuso una orden de alejamiento durante cuatro años. La segunda fue en 2013 por un delito de amenazas a través de las redes sociales.

En este caso, fue sobreseída al no ser posible acreditar quién fue el autor de los hechos denunciados. El detenido, que presenta problemas psiquiátricos, no tenía en estos momentos ninguna orden de alejamiento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate