Las Provincias

Los olvidados del Edén

Los diez finalistas del reality se han encontrado con que la cadena lo retiró de la programación al poco de empezar a emitirse. :: channel 4
Los diez finalistas del reality se han encontrado con que la cadena lo retiró de la programación al poco de empezar a emitirse. :: channel 4
  • Los concursantes de un reality se enteran, tras un año aislados en las Tierras Altas de Escocia, de que sólo se emitieron cuatro programas

Se imagina que un buen día se presenta como candidato al casting de un canal de televisión para un reality que obligará a los participantes a pasar un año sobreviendo en mitad de la nada, y que a la vuelta de esos 365 días, además de enterarse de que en Estados Unidos hay un nuevo presidente, que su país -definitivamente- dejará Europa para siempre y que el Leicester ha ganado la Premier, le cuentan que sólo se han emitido los cuatro primeros programas? Pues eso es, exactamente, lo que les ha pasado a los diez finalistas de 'Eden', un «experimento social», según los productores, que recluyó hace un año a 23 hombres y mujeres en lo más remoto de las recónditas Tierras Altas de Escocia.

La idea, en la misma línea que nuestro exitoso 'Supervivientes' pero sin aguas cristalinas ni calor agobiante, era que aquellos 23 desconocidos construyeran una comunidad autosuficiente partiendo de la nada. No es solo que no pudieran acceder a cualquier tipo de herramienta, y que tuvieran que ingeniárselas para construirse una casa, evitar el frío y buscar algo con lo que llenarse el estómago, sino que tampoco había forma humana de ponerse en contacto con el resto del mundo mientras durara el experimento. Cuatro cámaras de Channel 4, la cadenas de televisión que está detrás del asunto, y varias más de andar por casa repartidas entre la singular tribu, se encargarían de grabar la vida de aquellos aventureros en busca de fama y dinero.

El problema es que solo se emitieron cuatro episodios porque la audiencia cayó de 1,7 millones de espectadores a 800.000 y a Channel 4 no le pareció rentable seguir manteniendo 'Eden' en la parrilla. Hasta ahí la cosa no habría tenido nada de particular; el programa había pasado a engordar la larga lista de iniciativas televisivas fallidas y los 23 robinsones habrían vuelto a casa, algo frustrados pero con un dinerito en el bolsillo. Sin embargo, la cadena no les comunicó que el programa había sido retirado en agosto y ellos siguieron en una finca de 2,5 kilómetros cuadrados de la península de Ardnamurchan creyendo que, a esas alturas, serían famosos.

De que el experiemento no pintaba bien da idea el hecho de que, a la vuelta de unos pocos meses, trece de los 23 concursantes tiraron la toalla y volvieron a casa. La primera en abandonar Ardnamurchan se llama Tara Zieleman y asegura haberlo hecho porque otro concursante la estaba amenzando. También Tom Wah dejó el programa desilusionado porque, según dijo, lo que le contaron y lo que encontró allí no tenían nada que ver.

Un experimento real

Lo curioso es que todo este asunto ha devuelto a la primera página el experimento y Channel 4, a través de un comunicado, ya ha anunciado que el programa se emitirá más adelante. «'Eden' era un experimento real, cuando empezamos a grabar no sabíamos cómo sería el resultado ni cómo reaccionarían los participantes al estar aislados durante meses en una zona remota de las Islas Británicas. Esa es la razón por la que lo hicimos, y la historia de ese tiempo, con sus altibajos, se mostrará más adelante este mismo año», ha señalado la cadena británica.

Hay quien dice que el bombazo será grabar la reacción de los diez 'supervivientes' a su vuelta a casa. Explicarles lo mucho que ha cambiado el mundo en estos últimos doce meses y ser testigos de cómo encajan las cosas ocurridas en el planeta en ese tiempo será, sin duda, una buena historia.

Aunque hay también quien sostiene que todo ha sido un fraude. Según publicaba estos días el periódico 'The Guardian', vecinos de Ardnamurchan aseguran que el programa era «una broma» y que a lo largo de estos meses han visto a varios concursantes trapicheando con comida, chatarra y alcohol. Por si eso fuera poco, Maria Macpherson, otra vecina de la comarca, contó a 'Press and Journal', el periódico local, que algunos de los participantes habían acudido al dentista en Fort William. «Necesitaban tratamiento después de haber comido el pienso en grano que se da de comer a las gallinas», detalló María.

Su marido, un pescador de 50 años, afirma habérselos encontrado una vez en el mar, a bordo de la barca que les habían dejado, intentado pescar caballa. Dice también que les preguntó cómo llevaban lo de los mosquitos. «Les dije que si ellos no te atrapan, los 'cleggs' lo harán (en referencia a Nick Clegg, exviceprimer ministro, partidario de que Escocia sigua formando parte de Gran Bretaña). Sólo se rieron».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate