Las Provincias

Unos niños petrifican a un perro al llenarlo de pegamento y barro

directo

/ FACEBOOK

  • Unos veterinarios encontraron al animal al borde de la muerte

Un nuevo caso de maltrato animal está dando la vuelta al mundo por su crueldad. Esta vez el protagonista es Pascal, un pequeño cachorro, que fue torturado por unos niños en Turquía. El animal fue cubierto de pegamento y barro, lo que provocó que quedase prácticamente petrificado para después ser abandonado en una caja.

Fueron unos veterinarios los que encontraron al animal al borde de la muerte y se hicieron cargo de los cuidados necesarios para hacer desaparecer la costra formada, que le produjo daños severos en la piel e impedía que el flujo de sangre llegara a algunas partes de su cuerpo. Además, la piel del cachorro, que huía de los veterinarios asustado tras lo sucedido, había absorbido elementos tóxicos y formado una costra que le causaba un gran dolor y le impedía moverse.

La fundación turca 'He’Art of Rescue' se ha hecho cargo de Pascal y han publicado varios vídeos de su lenta recuperación.