Las Provincias

Un graffiti de Harry Potter, en un monumento de hace 2.000 años

  • El peso de la ley marca una multa de hasta 150.000 euros

El dolmen de Casa de Mouros, en Vigo, ha sufrido un ataque vandálico. Y el autor es o aficionado a la magia o fan de Harry Potter o simplemente un inconsciente, pues el que se ha atrevido a grafitear símbolos de la novela del niño mago quizás no sabía la consecuencias. El peso de la ley marca una multa de hasta 150.000 euros.

Y es que este dolmen es una joya del arte megalítico, con 2.000 años de antigüedad. Será Patrimonio o la Alcaldía de Vigo la que deje la escultura como estaba.