Las Provincias

Libertad para el oso más triste

'Pizza', el oso polar que vive encerrado en 40 metros cuadrados en un centro comercial chino.
'Pizza', el oso polar que vive encerrado en 40 metros cuadrados en un centro comercial chino. / EFE
  • Las imágenes de 'Pizza', el plantígrado encerrado en un centro comercial chino, movilizan a un millón de personas en internet para salvarlo

El oso polar, uno de los animales más fieros y peligrosos del planeta, a la par que amenazados en su existencia, levanta pasiones. El último caso es el de 'Pizza', el plantígrado que vive encerrado en un reducido espacio de un centro comercial de China. Su pequeña jaula y su caminar pausado le han valido el sobrenombre del 'oso más triste del mundo'. Y por ello, cerca de un millón de personas han firmado ya para reclamar su puesta en libertad.

'Pizza', especialidad culinaria que el plantígrado seguro que no ha probado, es uno de los 500 animales que viven en una especie de zoológico instalado como reclamo para los visitantes en el interior de un centro comercial de la ciudad de Guangzhou, en el sur del país, y que las organizaciones de defensa de animales están pidiendo clausurar. Esta semana 50 organizaciones chinas han enviado una carta al gobernador de la provincia de Guangdong y al centro comercial para que cierren el zoo, que consideran ilegal por la forma en la que viven allí las especies.

En el recinto también pueden verse un zorro polar, un lobo y una morsa, todos ellos «en habitaciones pequeñas sin ventanas y sin entorno ecológico», dice la carta enviada al gobernador Zhu Xiaodan por las organizaciones animalistas y ciudadanas. «Estas condiciones están muy alejadas de su hábitat natural y pueden provocar daños mentales y físicos irreparables», añade el texto.

Pese a todas las protestas y a la presión de la opinión pública china e internacional -de la que poco o nada ha llegado a las autoridades del país o a los dueños del centro comercial-, el responsable del zoo, llamado Fan, aseguró días atrás que las instalaciones de sus animales «cumple la legalidad». Asimismo, dice que él en persona pone todo de su parte para «reforzar la protección de los derechos de los animales y su bienestar». Ayer Fan no quiso responder a las preguntas de AFP después de conocerse el alcance de la movilización que han provocado las imágenes de 'Pizza'.

El vídeo difundido esta semana por la ONG Humane Society International (HSI) muestra al oso polar andando en un especie de acuario de 40 metros cuadrados, moviendo la cabeza, mientras los visitantes le hacen fotos desde el otro lado de un cristal supuestamente a prueba de las zarpas del animal. Un vidrio que el público aporrea para tratar de llamar la atención del oso, que a su vez ignora a los espectadores. Según HSI, el comportamiento de 'Pizza' indica que siente «frustración», porque su entorno es «totalmente inadecuado», una situación que le está llevando a un «declive mental» progresivo.

El parque natural británico Yorkshire Wildlife ya se ha ofrecido para acoger a 'Pizza' a cambio de que el centro comercial se comprometa a no reemplazarlo con otro oso polar. Pero los responsables del zoo han contestado que no necesitan ninguna intervención extranjera. Malos tiempos para ser oso en un centro comercial chino.