Las Provincias

Las respuestas de Inditex y Mango a la denuncia de la BBC sobre los contratos irregulares a refugiados sirios

Las respuestas de Inditex y Mango a la denuncia de la BBC sobre los contratos irregulares a refugiados sirios
  • La cadena británica divulga un reportaje sobre las largas jornadas laborales de los desplazados de la guerra en Turquía en las fábricas de proveedores de conocidas empresas españolas e inglesas

La firma española de moda Inditex reconoció hoy que, en una inspección el pasado junio, detectó a varios refugiados sirios trabajando en situación irregular para uno de sus proveedores en Turquía, algo que "se está remediando".

Una portavoz de la matriz de Zara aseguró en Londres que, dentro de ese grupo de empleados en la lavandería Goreteks, en la que se tiñen pantalones de la marca, no había ningún menor de edad.

La portavoz respondió a un reportaje que divulgara la cadena pública británica BBC, que revela que varias firmas de moda, entre ellas las británicas Marks & Spencer, Next y Asos o las españolas Zara y Mango, cuentan en Turquía con proveedores que emplean a refugiados sirios, en algunos casos menores, sin los permisos laborales pertinentes.

En el caso de Inditex, el programa "Panorama" denuncia la existencia de trabajadores sirios en situación irregular en la lavandería Goreteks, donde trabajaban turnos de doce horas sin la protección necesaria.

Los reporteros descubrieron que esta lavandería también procesaba prendas para Mango, pero esta empresa española asegura que fue subcontratada sin su permiso por uno de sus proveedores.

En un comunicado remitido a la BBC y a Efe, Inditex señala que ya había detectado la presencia de sirios en situación irregular "antes de que la BBC fuera a filmar", y pidió a la lavandería aplicar un plan de mejoras.

Esta lavandería tiene "hasta el próximo diciembre para introducir esos cambios", o de lo contrario podría dejar de trabajar para la compañía española, explicó a Efe la portavoz.

Mango dice que no autorizó al proveedor

La firma de moda española Mango aseguró hoy que no autorizó los servicios de la lavandería turca Goreteks Tekstill. En un comunicado, Mango aseguró hoy que esta lavandería "no ha recibido ningún encargo en el mes de agosto de 2016 (cuando la BBC fue a grabar), no es un proveedor de Mango e incluso no consta como proveedor de ninguna compañía proveedora de Mango".

"Los productos de Mango encontrados en las instalaciones especificadas son una excepción", sostiene la empresa en su nota, donde mantiene que "la subcontratación a favor de Goreteks Tekstill no estaba autorizada por Mango ni este tenía conocimiento de ella".

"Mango tomará las medidas apropiadas cuando pueda esclarecer de manera definitiva la incidencia", añade el comunicado. La empresa explica además que, tras recibir la notificación de la BBC, encargó una auditoría urgente y sin previo aviso a la instalación para verificar los hechos. "Los inspectores comprobaron que se trata de una fábrica de lavado y acabado de vaqueros que cumplía los requisitos, excepto algunas salvedades en el equipamiento de protección del personal", pero "en ningún caso se detectó mano de obra infantil ni trabajadores de nacionalidad siria", afirma.

ONG "Refugee Support Centre"

Según ambos comunicados, tanto Mango como Inditex trabajan con la ONG "Refugee Support Centre" para intentar "regularizar la situación laboral de los trabajadores sirios", en un plan pionero dentro del sector del comercio minorista.

Un 60 % de la producción de Inditex es de "proximidad", en países de la Unión Europea, Turquía y Marruecos, mientras que el resto se lleva a cabo en otras partes del mundo, como China, Bangladesh, India o Vietnam.

"Encubiertos: los refugiados que fabrican nuestra ropa", un reportaje del programa de investigación periodística "Panorama" se emite hoy a las 19.30 GMT en BBC One.