Las Provincias

Pánico por un toro escapado

  • El astado permaneció más de dos horas suelto por las calles

Espectáculo taurino improvisado por las calles de Melilla. A primera hora; este toro se ha escapado de un camión y ha llegado al cauce seco del río. Pero no es un torero sino la policía local, que con poca fortuna, no se hacen con la res. Después llegó el turno de los empleados del matadero. Tampoco. Carreras huyendo del toro. Los vecinos de Melilla, móvil en mano, no pierden detalle. Ha pasado más de una hora y el animal sigue suelto.

La imposibilidad de controlar la situación provoca que deban llegar nuevos refuerzos. Qué mejor que otra res para convencerlo. Pero una vez que se conocen, el toro se da cuenta del truco. Quien corre ahora es parte del público, la policía está multando. Son ya centenares los espectadores. Hace dos horas que el toro se ha escapado y por fin llegan medidas contundentes. Con una cerbatana se le lanzan dardos tranquilizantes. A la media hora la droga hace efecto. El espectáculo ha gustado. Aplausos para el toro que como puede sube al camión.

Temas