Las Provincias

Cinco mujeres que han superado un cáncer aceptan el reto de atravesar el Atlántico desde Valencia hasta isla Martinica

Cinco mujeres que han superado un cáncer atravesarán el Atlántico desde Valencia hasta isla Martinica
  • En España se registran unos 25.000 nuevos casos de cáncer de mama al año

Cinco mujeres que han superado un cáncer se han unido para cruzar el Océano Atlántico, desde Valencia hasta la isla Martinica en poco más de 15 días, a bordo de un velero, con el objetivo de demostrar que tras vencer una enfermedad como el cáncer de mama hay vida, una vida llena de retos, sueños y aventuras.

Carmen Peláez, Marian Santiago, Patricia Alonso, Susana Laguarda y Yolanda Preciados son las protagonistas de este desafío, que se presenta en Madrid, unas horas antes de la conmemoración del Día Mundial contra el Cáncer de Mama.

En España se registran unos 25.000 nuevos casos de cáncer de mama al año; es el cáncer que más afecta a las mujeres, teniendo un índice de supervivencia del 85 %.

Las cinco mujeres han coincidido en que han extraído aspectos positivos del cáncer al que han derrotado, y que ahora valoran más "las cosas pequeñas", sin dar importancia a "las cosas banales".

Este proyecto, #RetoPelayoVida16, está organizado por esta compañía de seguros, gracias a un acuerdo firmado con la Federación Española de Baloncesto en el marco del programa Universo Mujer 2018, cuyo objetivo es promover el deporte femenino.

Esta iniciativa está respaldada por la Fundación "Vencer el Cáncer", con el objetivo de trasladar un mensaje de esperanza y lucha a las mujeres que han padecido o padecen esta enfermedad, demostrando que puede superarse, y cuenta con la colaboración de la Fundación AstraZeneca y el Grupo Hospitalario Quirón, como servicio médico oficial de la expedición.

La travesía se realizará desde el 16 de noviembre, cuando el velero salga de Tenerife rumbo a la Martinica, donde está previsto que llegue el 1 o el 2 de diciembre. Las expedicionarias volverán a España el 5 de diciembre.

Entre el 28 de octubre y el 5 de noviembre las participantes realizarán sesiones de entrenamiento en el velero Cannonball, en Valencia, desde donde irán a Tenerife, previo paso por Málaga.

Carmen Peláez tiene 57 años, es médico de familia, vive en Madrid, está casada y tiene dos hijos.

"Cuando vi el proyecto pensé que estaba hecho para mí, espero disfrutarlo y transmitir la idea de que tras el cáncer se puede vivir y salir reforzada en todos los niveles", declara a EFE con vitalidad e ilusión.

Marian Santiago, 46 años, sargento de la Guardia Civil de Tráfico, trabaja en Huesca y tiene pareja, sin hijos. "Para mí este reto es una parte más de superación personal y lo hago también para dar ánimo a las chicas que están pasando lo mismo que pasé yo", afirma decidida.

Patricia Alonso, 38 años, bióloga, casada con dos 2 hijas pequeñas, vive en Palma de Mallorca, señala convencida: "Espero que este proyecto llegue al mayor número de personas posible, que vean que el cáncer se puede superar y que puedes seguir con una vida plena tras pasar la enfermedad".

Susana Laguarda, 42 años, guardia civil, de Madrid, tiene pareja, sin hijos. "Cuando estaba enferma me dije que nunca me iba a poner límites y esto es una forma de demostrarlo. El cáncer me ha quitado mucho, como la posibilidad de tener hijos, pero también me ha enseñado a disfrutar de las pequeñas cosas", confiesa desde la esperanza.

Yolanda Preciados, 50 años, empresaria del sector inmobiliario, de Pamplona, aunque vive en la Costa del Sol. Casada y con un hijo.

"Tras la enfermedad tomas conciencia de las prioridades y de lo importante que es ser feliz y vivir. Yo hago un esfuerzo de conciencia continua para sacar el jugo a cada segundo de mi vida", manifiesta a modo de declaración de principios.

Esteban Varadé, director de la Fundación "Vencer el cáncer", ha destacado en la presentación del proyecto que uno de cada tres españoles desarrollará algún tipo de cáncer en los próximos años , cifra que se elevará a uno de cada dos para los nacidos en 2016, y ha apoyado la investigación para avanzar en la detección precoz y el descubrimiento de nuevos fármacos.

La Casa Real, a través del jefe de la Secretaría de la Reina, ha hecho llegar a los impulsores de esta aventura el apoyo de doña Letizia a todos los proyectos destinados a la lucha contra el cáncer, y a esta expedición, a la que expresa sus mejores deseos para las tripulantes, con la esperanza de que la travesía sea un éxito.

Acompañarán a las cinco mujeres en el velero durante el viaje por el Atlántico, el regatista Diego Fructuoso como director de la travesía; el también regatista Iago López-Marra, participante de los Juegos Olímpicos de Río, y el médico Alberto Francés, quien vigilará la salud de las expedicionarias y escribirá un cuaderno de bitácora virtual con el desarrollo de la aventura.