Las Provincias

Santiago Calatrava proyecta en Zúrich un edificio de oficinas con un aparcamiento público para 1.000 bicicletas

vídeo

Edificio de oficinas 'Haus zum Falken'. / LP

  • El arquitecto valenciano lo alzará junto a la estación de Stadelhofen, que él mismo proyectó en los años 80 y que está incluida entre los monumentos protegidos del Cantón

Santiago Calatrava ha diseñado un nuevo espacio arquitectónico y urbanístico en la ciudad de Zúrich (Suiza), el edificio de oficinas 'Haus zum Falken', que incluye un aparcamiento público para cerca de 1.000 bicicletas junto a la estación de Stadelhofen, que él mismo proyectó en los años 80 y que está incluida entre los monumentos protegidos del Cantón de Zúrich, ha informado la oficina del arquitecto valenciano en un comunicado.

En mayo de 2014, el Ayuntamiento de Zúrich decidió dar de baja del catálogo de edificaciones de interés local el edificio 'Haus zum Falken', y permitir la construcción de un nuevo inmueble a condición de que se incluyera un aparcamiento de bicicletas que diera servicio a los usuarios de la estación y a los ciudadanos de la zona, un elemento de movilidad urbanística muy importante en las ciudades suizas.

Para este cometido, la aseguradora suiza AXA Winterthur, propietaria del inmueble, eligió al arquitecto e ingeniero Santiago Calatrava. Desde entonces, en estrecha colaboración con la Ciudad de Zúrich, han elaborado un proyecto que revaloriza arquitectónica y urbanísticamente el entorno de la estación de ferrocarril, creando un nexo de unión entre estas edificaciones y el área en el que se ubica. El proyecto se ha presentado hoy a la ciudad de Zúrich y estará disponible para consulta pública a partir del 28 de septiembre.

El nuevo proyecto se ubica en el corazón de Zúrich y cuenta con "excelentes conexiones" a la red de transporte público. El diseño propuesto por Santiago Calatrava incluye el retroceso de la fachada en planta baja, creando una amplia conexión peatonal con la estación de ferrocarril y aliviando el flujo de viajeros en los accesos. Por esta razón, el proyecto cuenta también con el respaldo del ente de ferrocarriles suizos de cara a una posible ampliación de la estación de Stadelhofen.

Además del área de oficinas, el edificio prevé un área comercial y de servicios en las plantas superiores y una zona de restauración y otros usos orientados al público en las plantas baja y primera.

En los niveles bajo rasante, el proyecto consigue el espacio necesario para ubicar la estación de bicicletas que precisa la Ciudad de Zúrich y "que era la principal demanda de los ciudadanos para este proyecto".

El parking tiene acceso directo desde la plaza Stadelhoferplatz y ofrece a los viajeros una conexión directa al pasaje subterráneo de la estación de ferrocarril. Este espacio público con capacidad para cerca de mil bicicletas permite, además, descongestionar la plaza y ganar espacio para el peatón. Actualmente, buena parte del espacio público de la plaza está ocupado por las bicicletas que los usuarios utilizan para moverse por la ciudad.

Inversión de 10 millones de francos

La parte del proyecto que acoge la estación de bicicletas estará financiada por la ciudad de Zúrich con unos 10 millones de francos suizos. Este coste está justificado, entre otros, debido a la complejidad que supone construir bajo rasante en una parcela estrecha y su proximidad a una de las estaciones más transitadas y con mayor tráfico ferroviario de suiza. Aparte de eso, la aseguradora AXA hará una aportación a la ciudad por valor de 1,5 millones como compensación por las plusvalías del nuevo edificio.

Este proyecto surge en respuesta al compromiso con los ciudadanos de Zúrich que, en junio de 2015, aprobaron en referéndum la propuesta municipal de fomentar el tráfico ciclista en la ciudad. Para ello establecieron un presupuesto de 120 millones de francos, de los que 30 se iban a destinar a la creación de aparcamientos para estos vehículos. El parking de "Haus zum Falken" estará gestionado por la ciudad de Zúrich. Las bases para la explotación de la estación de bicicletas serán redactadas por los servicios de ingeniería de la Ciudad de Zúrich.

Exposición pública del proyecto

El proyecto permanecerá expuesto al público en el Ayuntamiento durante 60 días, como parte del proceso de aprobación, durante este tiempo los ciudadanos y las instituciones de Zúrich podrán realizar sus comentarios. Una vez finalizado el proceso de exposición pública se procederá a incorporar al proyecto las modificaciones pertinentes antes de su aprobación definitiva por el Ayuntamiento. El comienzo de las obras está previsto para 2018.