Las Provincias

La Audiencia archiva la denuncia contra el cardenal Cañizares por sus palabras sobre los refugiados

La Audiencia archiva la denuncia contra Cañizares por sus palabras sobre los refugiados
  • El auto considera que la pregunta que se hace el arzobispo de Valencia de «si es todo trigo limpio» es «una expresión coloquial y familiar»

La Audiencia de Valencia ha desestimado el recurso de apelación presentado por la Red Española de Inmigración y ha confirmado el sobreseimiento de la causa contra el cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, al que se le atribuían frases que fomentaban el odio contra los refugiados.

En un auto de la sección cuarta dado a conocer por la Red Española de Inmigración, el tribunal considera que las frases pronunciadas por Cañizares en un foro público y en homilías constituyen "una simple manifestación de la libertad de expresión y de comunicación de ideas sobre temas que forman parte del debate publico".

El auto no condena en costas porque, aunque considera que tendrían que haber sido "obligatorias ante la patente falta de fundamento y temeridad manifiesta de la apelación", no ha lugar a ellas por "las ausencias explicativas de la resolución" del juzgado de instrucción "y por la fórmula del sobreseimiento provisional empleada en su parte dispositiva".

En los razonamientos jurídicos, el auto considera que la pregunta que se hace el cardenal de "si es todo trigo limpio" es "una expresión coloquial y familiar (...) que se refiere a los sujetos vinculados a la delincuencia terrorista coetánea, que afecta a una minoría y constituye un deseo de exclusión socialmente compartido".

Sobre las frases referidas a la "ideología de género", el auto considera que "están vinculadas a la regulación constitucional del derecho a la objeción de conciencia y se entiende que gravitan en todo caso sobre la diferencia entre las leyes permisivas y las prohibitivas, por lo que son completamente ajenas a la discusión penal".

La resolución judicial considera también que la frase "caballo de Troya" atribuida a determinados refugiados alude "a las dificultades de integración y a los problemas de convivencia que pueden generar las entradas masivas de personas sin trabajo, sin conocimiento del idioma nativo y con otras costumbres y religión distintas a la general del país receptor".

Con la frase "imperio gay y ciertas ideologías feministas", el auto considera que Cañizares deja constancia de "los ataques que está padeciendo el concepto de familia cristiana desde determinados grupos que sostienen otra concepción distinta" y que es "un modo retórico de acentuar su poder de comunicación o presión social, nada que escape al conocimiento de cualquier ciudadano".

Desacuerdo de la ONG

Tras conocer el auto de sobreseimiento, la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado ha expresado su desacuerdo y considera que, en los razonamientos expresados en el auto, "los magistrados han olvidado su papel de garantes de la neutralidad y adoptan una parte del todo defensiva y defensora de la persona del cardenal Cañizares".

La Red de Inmigrantes critica también el "tiempo récord" en que la Audiencia ha puesto fin a un procedimiento y asegura que los magistrados, más que redactar un fallo, "han adoptado la postura de abogado defensor del acusado", además de proteger "a la Iglesia Católica de igual forma que se hacía en la época medieval".

Esta ONG ha anunciado que, pese a "la velada amenaza de la Audiencia a la imposición de costas", no va a cesar en su "defensa de las personas refugiadas y personas migrantes en general".

Solicitan también la promulgación de una Ley de Trato y no discriminación "para equiparar en medidas de protección a todos los grupos en riesgo de exclusión social, así como garantizar igualdad de herramientas de protección ante delitos de odio".