Las Provincias

Pesadilla en el Mont Blanc

Las 33 personas que pasaron la noche en el teleférico de Mont Blanc llegan a la base.
Las 33 personas que pasaron la noche en el teleférico de Mont Blanc llegan a la base. / J. P. C / AFP
  • Una avería en un teleférico alpino hace que 33 personas pasen la noche suspendidas en las cabinas a 3.000 metros de altitud

Colgadas literalmente. Así pasaron la noche del jueves al viernes 33 personas, incluido un niño de 10 años, a bordo de las cabinas del teleférico en el Mont Blanc.

La historia con final feliz había comenzado el jueves por la mañana, cuando, por problemas técnicos que todavía no se explican los ingenieros, los cables del teleférico se cruzaron. Inmediatamente se paró la maquinaria para evitar un accidente. El aviso del incidente puso en marcha un operativo especial de rescate, con la certeza de que las condiciones meteorológicas en este macizo de los Alpes iban a empeorar conforme pasaran las horas. En total, 110 personas estaban suspendidas en las cabinas 'Panoramic Mont Blanc', que une los cinco kilómetros que separan la Aiguille du Midi (3.842 metros), en Francia, de la Punta Helbronner (3.462 metros), en Italia, por encima del Valle Blanco y el Glaciar del Gigante, considerados paraísos por los esquiadores de alta montaña.

El dispositivo contó con helicópteros franceses e italianos para realizar el rescate desde el aire, junto a patrullas que llegaron a las cabinas desde tierra. Sin embargo, el acceso a la zona no fue nada fácil, dado que las cabinas quedaron paradas en un tramo a una altitud de 3.000 metros. Pese a todos los inconvenientes de la alta montaña, la rápida actuación permitió sacar por aire a 48 personas, mientras que 30 pudieron descender hasta la ladera de la montaña por medio de arneses, al quedar las barquillas en las que viajaban en una posición relativamente baja respecto al terreno.

Pero la noche se echó encima, por lo que los responsables del operativo decidieron suspender los trabajos, no sin antes trasladar hasta las cabinas, donde quedaban 33 personas, a cinco socorristas, tres gendarmes franceses y a dos policías italianos para que acompañasen a los atrapados. «Estuvimos en contacto con ellos toda la noche, tuvieron frío, pero no sufrieron ningún peligro vital», declaró a la AFP el comandante de las Unidades de Alta Montaña de la Gendarmería francesa, Stéphane Bozon, desde el puesto de mando instalado en la localidad de Chamonix (Francia). Los atrapados, muchos de los cuales llevaban ropa de abrigo, contaron con mantas, barritas energéticas y botellas de agua, material que se encuentra en las propias cabinas para casos extremos como el vivido.

Ya por la mañana, los atrapados abandonaron las cabinas y fueron atendidos por sanitarios. A las 8:00 horas, la maquinaria volvía a funcionar, pero la instalación, que está abierta durante el verano al turismo y a los amantes del 'trekking', permanecerá cerrada a la espera de una revisión.

A los 110 evacuados del Mont Blanc les queda la experiencia y la posibilidad de solicitar una indemnización a la compañía que explota el telecabina.

No es la primera vez que ocurre algo parecido en los Álpes. En diciembre de 2011, en la localidad francesa de Tignes, unos 40 turistas quedaron bloqueados siete horas en un teleférico a unos 40 metros de altura de la ladera. Todos fueron evacuados en el mismo día y descendidos con cuerdas y arneses hasta tierra.

En España, la última avería reseñable de un teleférico tuvo lugar el 2 de enero de 2014, cuando unas 70 personas se quedaron atrapadas en el teleférico de Montjuit, en Barcelona. Los viajeros pudieron salir gracias a un motor auxiliar de la instalación, aunque cuatro lo hicieron por medio de una grúa instalada por los bomberos.