¿Qué tiene que ver Luis Vives con la calle Creu Nova?

Grabado de Luis Vives./
Grabado de Luis Vives.

¿Por qué el humanista valenciano no quiso volver nunca a su ciudad natal tras su marcha a La Sorbona de París para estudiar?

JUAN SANCHISValencia

El valenciano Luis Vives (Valencia, 1492 - Brujas, 1540) fue uno de los grandes humanistas del siglo XVI. Se codeó con la élite intelectual del momento y fue íntimo tanto de Erasmo de Rotterdam como de Tomás Moro. Nació en Valencia pero desde que dejó la ciudad en 1509 para ir a estudiar en la La Sorbona de París nunca volvió a la tierra que le vio nacer pese a las reiteradas invitaciones que recibió.

anécdotas de la historia

Una de las razones que pudo tener su influencia a la hora de no aceptar las invitaciones fue el temor a sufrir el destino de parte de su familia perennemente recordado por la calle Creu Nova, que actualmente une la plaza del Patriarca con la calle de la Paz.

A fines del siglo XV la calle se encontraba en el corazón del barrio judío de Valencia y en ella estaba una plaza llamada Cabrerots (cerca de la puerta de la muralla conocida con el mismo nombre y junto al actual Colegio del Patriarca). Allí vivían unos tíos del ensayista valenciano.

Los Vives eran una familia de judíos conversos desde fines del siglo XIV, mucho antes de crearse la Inquisición española. Pero el hermano de Blanquina March, madre del filósofo, tenía allí una criptosinagoga en la que fue sorprendido en plena celebración de ritos mosaicos en un momento en el que el Santo Oficio perseguía con especial intensidad a los conversos judíos que continuaban practicando su antigua religión en secreto.

La sinagoga acabó siendo demolida y en su lugar se puso una ermita dedicada a la Exaltación de la Santa Cruz y una gran cruz, que se conservó hasta fines del siglo XIX y del que parece provenir el nombre de la calle actual.

Desde entonces la familia Vives se encontró en el punto de mira de la recientemente creada Inquisición. Se abrió un proceso que en 1500 llevó a la hoguera a varios parientes del humanista. Veinte años después el Santo Oficio continuó con el expediente que culminó con la muerte del padre de Vives en la hoguera en 1526. Los huesos de su madre, fallecida por una epidemia de peste en 1508, fueron desenterrados y quemados también por los inquisidores en 1529 acusada de judaizar.

Fotos

Vídeos