Las Provincias

10 claves para que tu relación funcione bien

10 claves para que tu relación funcione bien
  • Confianza, tener espacio propio, saber ceder o mantener viva la llama de la pasión son algunos de los consejos para disfrutar al máximo de tu pareja

Uno de los anhelos más profundos del ser humano es encontrar el amor. Esa persona con la que compartir tu presente y futuro de una manera única. Pero, una vez lo consigues, no es todo un camino de rosas, sino que mantener una relación en buenas condiciones requiere esfuerzo y dedicación. Por ello, no te pierdas estos diez consejos para disfrutar al máximo de tu vida en pareja. Eso sí, descartamos el principio básico y fundamental que debe darse por hecho: que se amen sinceramente y no por ingún otro motivo ajeno a ello.

1. Buena comunicación

No es inguna novedad, pero no está de más recordar que la capacidad de dos personas para compartir todos los aspectos de su vida es imprescindible para una exitosa relación. Poder hablar sin tapujos sobre cualquier tema, no ocultar ningún asunto a tu pareja por preocupación, vergüenza o cualquier otra razón, son una de las bazas más poderosas que tenéis en vuestras manos. No te guardes nada para ti, si por ejemplo ves algo en tu pareja que te ha molestado, díselo de buenas maneras. No es bueno callarse las preocupaciones porque a menudo suelen ir acompañadas de paranoias, o presuposiciones alejadas de la realidad que sólo sirven para amargarte a ti y a la otra persona. Y sobre todo, cuando hablamos de comunicación, no sólo nos referimos a la capacidad de decir las cosas, sino a cómo se dicen. Gritarse o hablarse mal no es una opción.

2. Confianza

Si tu pareja está con sus amigos, si llega tarde del trabajo o no te contesta a los Whatsapp, tú no debes pensar en lo peor. Confiar en el otro es una de las bases de toda relación en buenas condiciones. El amor que os profesáis debería ser suficiente para poder practicar esta confianza. Pero a veces, sentimientos como la inseguridad y los celos se interponen entre dos personas destruyendo toda clase de confianza y convirtiendo la relación en un sinvivir de dudas, preocupaciones y malestar.

En otras palabras, lo que debéis trabajar es la seguridad. Seguridad de que te quiere y de que ese sentimiento está por encima de todo. Como es lógico, todos cometemos errores. Pero una vez se hablen y aclaren (volvemos a la comunicación) debes de seguir con la tranquilidad de que busquéis lo mejor para los dos.

3. Hacer cosas en pareja

Puede que cada uno tenga unas aficiones muy dispares, pero no está de más buscar un punto en común con el que podáis aprender y divertiros juntos. Desde apuntaros a clases de baile, como realizar viajes, ir juntos a algún cursillo de cocina...etcétera. O simplemente, dejad de buscar excusas como el tiempo, el dinero, o cansancio, y daros un tiempo para vosotros yendo de paseo por la ciudad o el campo. Cualquier detalle que muestre que tenéis dedicación por el otro cuenta.

4. Respeto por el espacio personal

Quererse mucho no es sinónimo de pasar el 100% de tu tiempo libre con tu pareja. Muchos cometen el error de olvidarse del resto de círculos sociales a los que pertenecen cuando han empezado una relación. Aunque hay a quien pueda parecerle raro, es realmente sano para la pareja que ambos sepan tener tiempo para sus propios asuntos. Estos espacios os ayudarán a crecer como personas individualmente y a la vez como pareja. Eso sí, debe predominar la confianza. Igual que tu quieres tu propio espacio, permíteselo a tu pareja también.

5. Descrubre en qué idioma habla y apréndelo

Gary Chapman escribió 'Los cinco lenguajes del amor', una obra que se adentra en la psicología emocional de las parejas. Este libro revela que existen cinco maneras diferentes en las que una persona puede expresar su amor. No todas usan el mismo lenguaje y por ello una persona puede pensar que no le quieren simplemente porque no usan el mismo idioma. Hay que descubrir cuál usas tú para demostrarle a la otra persona lo que te importa, a la vez que debes ver cuál usa tu pareja. Estos idiomas o lenguajes del amor son: palabras de afirmación, contacto físico, tiempo de calidad, actos de servicio y dar regalos.

6. Saber perdonar

En toda relación, por muy bien que vaya, hay momentos de discusión. Somos humanos y los errores son habituales, pero estancarse en el rencor no es una solución. Por ello, saber perdonar de corazón es clave para seguir adelante. Eso sí, no vale pedir perdón de boquilla y seguir cometiendo el mismo fallo. Debe haber sinceridad por ambas partes.

7. Reiros el uno con el otro

Al amor por el humor. Una pareja puede proporcionar dulzura, protección, atención, ayuda...etcétera. Pero sin duda alguna, la risa es un elemento esencial para hacer sentir a gusto a la otra persona. Es posible que este aspecto haya estado más marginado a la hora de analizar relaciones, pero no debería infravalorarse el poder del humor como ingrediente para hacer que toda relación se disfrute más. Al fin y al cabo, a todos nos gusta estar con gente que nos haga reír a carcajadas. Y qué mejor persona que aquella a la que nos une un vínculo tan fuerte.

8. Comprensión

Otro punto archiconocido en cuanto a claves de pareja se refiere. Todos queremos ser comprendidos, que nos pregunten qué ha pasado antes de juzgarnos, que intenten ponerse en nuestra piel, que miren también por nuestros intereses. Pero del mismo modo que lo queremos, debemos pensar que la otra persona también lo busca.

Aquí entra el dilema de aprender a ceder. Debemos de liberarnos del egoísmo y del orgullo para conseguirlo. Ya sea en discusiones (donde debemos ser honestos y señalar nuestro propio error, no sólo el del otro), o bien en decisiones tan triviales como qué película toca ver esta noche. Lo ideal es conseguir un equilibrio entre ambos, para que haya igualdad y nadie se ponga por encima de nadie. Por ejemplo, si hoy hemos cenado lo que tú preferías, a la próxima será al revés. Eso sí, debe hacerse sin reproches y de buena gana, o si no, no servirá para nada.

9. Aceptar defectos y virtudes

Otro de los problemas más comunes es sufrir por los defectos de la otra persona. Desde un principio debemos asumir su personalidad para, entre los dos, intentar llevarlo de la manera más razonable y beneficiosa posible. A todos nos ha pasado conocer a alguien olvidadizo o despistado por naturaleza. Lo ideal es que se lo hagas ver y que los dos pongáis de vuestra parte para mejorar ese aspecto. También debes tener presente ese esfuerzo que está haciendo, así como ser comprensivo/a (como veis, todos los puntos acaban estando relacionados).

10. Mantener viva la llama

Pasen los años que pasen, no hay excusa para no alimentar la pasión. Una relación se basa en gran medida en la atracción que sienten el uno por el otro. Por ello, hay que sorprender a tu pareja, tener detalles, buscar tiempo para estar a solas, buscar romanticismo y todo lo que se te ocurra.

Para resumir, aquella buena relación es la que construye y edifica a los dos. Y no al revés.