«Volveré a ser candidato en Villalonga porque cuento con el apoyo del PSPV»

Enric Llorca, en el balcón del ayuntamiento de Villalonga. / lp
Enric Llorca, en el balcón del ayuntamiento de Villalonga. / lp

Enric Llorca asegura que optará a un tercer mandato si elabora un plan de «futuro» para el pueblo y cuenta con una «buena lista electoral»

Ó. DE LA DUEÑA VILLALONGA.

El primer edil de Villalonga, Enric Llorca, tiene intención de optar una vez más a la alcaldía. El concejal del PSPV deja de lado que arrastra cinco sentencias en contra y que tiene abierto juicio oral por una presunta contratación irregular durante la pasada legislatura. «Me volveré a presentar. En estos momentos cuento con el apoyo de mi partido y nadie me ha puesto pega alguna», dijo ayer Llorca.

El alcalde aseguró que tiene «fuerza y ganas» para luchar por «la alcaldía» una tercera vez. Tanto en 2011 como en 2015 ganó y dijo que aspira a revalidar estos resultados en los comicios de mayo de 2019. «Cuento con el apoyo de mis concejales y de la lista con la que concurrí hace tres años», agregó.

Llorca agregó que su intención es repetir siempre que cuente con «un proyecto de futuro para Villalonga y una equipo de gente implicada para desarrollarlo, una buena lista electoral», como ocurrió en las «dos anteriores convocatorias».

En estos momentos, los ediles del PSPV del municipio están con él y con el «partido». «Estoy respaldado por mis concejales y por la dirección del partido, aunque haya gente que piense lo contrario», añadió. En ese sentido, relató que este mismo lunes estuvo reunido con sus concejales en una comida y «una vez más quedó patenten la unión».

Además, apostilló, no ha encontrado oposición alguna en las directivas comarcal o provincial de su partido. «Hace poco hablé con el secretario general comarcal del PSPV, Voro Femenía, y me trasladó su comprensión. Desde el PSPV sólo hay buenas formas hacia mi, de ahí que perciba el apoyo de mis compañeros».

Por todo ello, Llorca manifestó que en breve se pondrá a trabajar para dar con el «mejor proyecto para Villalonga». «Intentaré contar con gente preparada y con buenas ideas para revalidar la alcaldía para el PSPV otros cuatro años», añadió.

Tras todo esto, el primer edil lamentó la actitud de las concejalas no adscritas y de los miembros de Compromís. Precisamente, estos últimos, pidieron la semana pasada que la dirección comarcal del PSPV mediara y reclamara a Llorca que dejara el cargo.

La idea es que otro socialista asuma el cargo hasta las elecciones de 2019 y se forme un gobierno con ediles de Compromís, las no adscritas y el resto de socialistas. Pero Llorca ve esta idea «imposible». «Yo no voy a dimitir, no voy a dejar mi cargo y mis concejales me han traslado su apoyo. Si me voy yo se van ellos», dijo de forma rotunda.

Insistió en que sus concejales están con él: «Aquí nadie se vende a chanchullos, ni de ediles tránsfugas ni de un partido en descomposición (Compromís)», añadió. Dijo que los nacionalistas van bien en todos los municipios excepto en Villalonga: «Van a la baja. Tras la dimisión de su último portavoz, todos los candidatos de su lista han rechazado entrar como concejal hasta llegar a Vicent Ferrer».

Más

Fotos

Vídeos