Víctor Rubio: «El público y el ambiente del pabellón de Gandia son mágicos»

Un lance del encuentro entre el Hispagan y el Valencia Basket disputado el pasado sábado en el pabellón municipal. / bàsquet gandia
Un lance del encuentro entre el Hispagan y el Valencia Basket disputado el pasado sábado en el pabellón municipal. / bàsquet gandia

El técnico del Hispagan atribuye a la afición gran parte del mérito de la victoria conseguida este fin de semana ante el Valencia Basket

S. ROCA GANDIA.

Noche mágica en el pabellón. No hay otra explicación para calificar la espectacular remontada del Hispagan Gandia ante el potente Valencia Basket que el sábado llegó a tener 'grogui' a los gandienses. El público de Gandia no dejó caer a los suyos y los llevó literalmente en volandas hacia la remontada final.

Así lo vivió el técnico, Víctor Rubio: «Es la magia del baloncesto. Tengo amigos que se fueron antes de acabar y aún se están tirando de los pelos. Este pabellón y esta afición es mágica. Nos empujaron durante la remontada pero tiene más mérito aún el apoyo cuando peor estábamos. Los jugadores entendieron ese apoyo y lo intentaron hasta conseguirlo. Le debemos la victoria».

El triunfo no impide al entrenador gandiense hacer autocrítica: «Claro que hay muchas cosas del partido que no me gustaron nada. Pero hay muchas causas que las provocaron. Matt no entrenó en toda la semana, como Miller, y hasta el viernes hemos estado trabajando sin un pívot porque condiciona todo el trabajo».

«El Valencia Basket demostró durante todo el partido por qué son la mejor defensa de la liga»

Eso sí, el técnico del Hispagan no restó mérito al rival: «El Valencia demostró todo el partido por qué son la mejor defensa de la liga. Sufrimos eso todo el partido pero creímos hasta el final».

Para el club lo más importante siguen siendo el respaldo social, cada vez mayor: «Lo más importante es que la gente sigue viniendo y cada vez somos más. Mallou alucinaba con el público y a mí como gandienses me enorgullece».

Y acabó reconociendo que la épica pudo más que la pizarra por una vez: «No vamos a ponernos medallas a nivel táctico porque la remontada es después de estar contra las cuerdas. Fuimos a por todas desde la defensa presionando toda la cancha. Si acaso es mérito nuestro la disposición que pusimos en la cancha arriesgamos quitando a Pope pero nos salió bien con otro tipo de jugadores. Jugamos muy bien las últimas posesiones y tuvimos la sangre fría de errar el último tiro para evitar su tiempo muerto y que el partido acabara».

Ahora toda la atención se centra en el estado de la rodilla de Shalawn Miller. Una lesión en la que el club espera que no se repita el caso de Carlos Gil.

Fotos

Vídeos