Una valla fija cerrará el Caminàs de Xeresa en época de lluvias para evitar accidentes

Valla fija que ha instalado el gobierno de Xeresa en el Caminàs. / lp
Valla fija que ha instalado el gobierno de Xeresa en el Caminàs. / lp

El ejecutivo aplica un plan de seguridad que incluye pasos de peatones en el centro y mejoras en vías rurales y aceras de zonas residenciales

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Caminàs de Xeresa cuenta con más medidas de seguridad. El gobierno local (Compromís) ha instalado una valla fija en esta vía, que une el casco urbano con la carretera Nazaret-Oliva y las playas de Gandia y Xeraco, para poder cerrarla al tráfico en los periodos de fuertes lluvias y evitar así cualquier tipo de siniestro.

Este camino es muy transitado tanto por vecinos de Xeresa como por otros de la playa de Gandia, ya que da acceso también al peaje de la AP-7. De hecho, son muchos los turistas que tanto en verano como en diversos puentes a lo largo del año salen de la autopista y se dirigen a las playas por este vial.

El problema viene en los meses de invierno cuando se producen temporales severos. Este camino atraviesa de lleno el marjal de la Safor y tanto esta vía como otros ramales muchas veces quedan anegados por el agua. Esto ha hecho que algunos vehículos hayan quedado atrapados o se hayan salido de esta pequeña vía al no ver la calzada.

El gobierno hasta ahora colocaba una valla móvil en el acceso cuando había exceso de agua, pero muchos conductores la movían y entraban al camino.

Además, se han producido actos vandálicos, como explicó el alcalde de Xeresa, Tomàs Ferrandis. «Hace poco alguien trasladó uno de estos paneles y después un coche se la llevó por delante y se produjo un accidente. Ahora con el dispositivo fijo se cerrará el acceso en épocas de lluvias o cuando haya exceso de agua en el marjal», relató.

Ferrandis explicó que esta actuación se enmarca dentro del Pla de Millora i Seguretat Vial que Xeresa impulsa cada año y cuenta con una inversión contemplada en los presupuestos anuales del Ayuntamiento.

Vías de acceso

El plan está dirigido por la concejalía de Servicios y persigue «aumentar la seguridad vial dentro del casco urbano y la de las principales vías de acceso, así como mejorar la movilidad con más seguridad para los peatones», dijo Ferrandis.

En ese sentido, se han impulsado, en primer lugar, actuaciones urbanas para «evitar situaciones de riesgo y accidentes en los cruces más peligrosos y contempla tres acciones». También se ha reforzado «la señalización horizontal para evitar el tráfico en zonas transitadas por peatones o cruces».

La segunda línea de actuación, afecta directamente a los peatones y contempla acciones como la creación de nuevos pasos de peatones en el centro y la mejora de algunas aceras en zonas residenciales para personas «con movilidad reducida y la recolocación de algunas señales verticales», concluyó Ferrandis.

Fotos

Vídeos