La Vall mejora los puntos de baño accesible de la playa con una silla anfibia

Ó. DE LA DUEÑA

tavernes. El Ayuntamiento de Tavernes ha adquirido una silla anfibia más, que se suma a las dos nuevas que se obtuvieron el año pasado, para dar mejor servicio a los turistas. La silla que el ejecutivo ha comprado este año ha costado de 2.000 euros.

Los accesorios comprados el pasado año se pagaron gracias a una subvención de accesibilidad de la Conselleria de Bienestar Social, además el Ayuntamiento aportó 1.100 euros, y la otra se adquirió con una donación de la Obra Social la Caixa.

El objetivo es dotar a los dos puntos de playa accesible de la Vall, tanto el de La Goleta como el de la playa de Tavernes, con equipamientos necesarios para trasladar a las personas con movilidad reducida.

Así, Servicios Sociales y Turismo quieren garantizar a los usuarios, tanto a la gente de Tavernes como a los que visiten la playa, una seguridad al acceder al mar y que puedan tomar el baño con las mejores condiciones, siempre con un equipo humano profesional que facilita las tareas.

Fotos

Vídeos