La Vall aprueba retirar el IBI a los pisos del Consell pese a la deuda de 95.000 euros

Un grupo de viviendas sociales de Tavernes. / lp
Un grupo de viviendas sociales de Tavernes. / lp

El ejecutivo da luz verde a bonificaciones del 95% a la Generalitat frente a las críticas de la oposición, que reclama el impago para acciones sociales

C. GIMENO TAVERNES.

El gobierno de Tavernes bonificará a la Generalitat el pago del IBI de las viviendas de alquiler social propiedad del ente autonómico. El ejecutivo de Compromís aprobó este punto en el pleno de la noche del lunes. De esta forma, la Generalitat se ahorrará el pago del 95% de los recibos de la contribución por las 51 viviendas de alquiler social que tiene en su propiedad en la Vall, casi todo el pago de la tasa.

A fecha de hoy la Generalitat adeuda 95.000 euros a Tavernes en concepto de atrasos en el pago del IBI por estos inmuebles, situados en su mayoría en las calles Benifairó y Simat, así como en la zona del Sant Miquel.

La propuesta generó un debate en la corporación municipal. Únicamente el grupo nacionalista votó a favor de la bonificación. El PP y el PSPV se posicionaron en contra y EUPV se abstuvo.

El edil de Hacienda de Compromís, Perfecto Benavent, señaló que el EIGE había solicitado esa bonificación. El concejal explicó que la bonificación sería sólo para 2018 y que se tendría que aprobar año tras año en el pleno vallero. La quita estaría condicionada a que se estuviera al corriente de los atrasos, con lo que la Generalitat debería abonar los 95.000 euros pendientes. Benavent añadió que «el beneficiado de esta medida es el inquilino».

Desde el PP se afirmó que la Generalitat no pagaba el IBI en la Vall desde 2011 y que «ese dinero que se bonifica le vendría muy bien a Tavernes para realizar acciones sociales».

El PSPV presentó una enmienda que no fue aprobada. El socialista Víctor Borràs defendía que se bonificara el importe de la contribución, pero condicionándolo a que se realizasen inversiones por el importe ahorrado en las viviendas afectadas. «Esta es una propuesta para ganar méritos políticos a costa de la gente de Tavernes», apuntó.

Eduardo Bononad calificó de despectivo el comportamiento de la Generalitat por haber dejado de pagar y advirtió que había varios inmuebles en propiedad en la zona mencionada en los que no se pagaba contribución.

Fotos

Vídeos