La Unidad de Corta Estancia se queda con un solo médico

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La Unidad de Corta Estancia (UCE) del Hospital Francesc de Borja pasa a depender del servicio de Urgencias por una reorganización de la estructura del hospital. En este departamento trabajan tres médicos, uno de ellos permanecerá en el mismo servicio, otro pasará a ser médico gastroenterólogo en Urgencias y acudirá a la UCE cuando sea necesario, y el tercero de ellos será despedido.

La decisión de prescindir de los servicios de un facultativo, que lleva más de 15 años en este centro, no fue comunicada a la Junta de Personal hasta el último momento. Desde UGT se muestran en desacuerdo con esta resolución, ya que consideran que se trata de un plan «descabellado, que para nada dará solución al problema que pueda existir». Los sindicatos se han volcado en la causa y han recurrido la decisión para que se readmita «a un médico que ha dado tanto por el hospital y con unas aptitudes extraordinarias».

Ximo Ferrer, presidente de la Junta de personal del Hospital de Gandia y miembro de la sección sindical de salud de UGT, expresó su descontento y su apoyo hacia el doctor damnificado. Ferrer cree que el servicio de la UCE debería «mantenerse tal y como está ya que fue pionero en la Comunitat y siempre ha funcionado correctamente».

Si el recurso no llega a buen puerto, la nueva organización se hará efectiva cuando acabe el verano y todo el personal se reincorporé a sus puestos de trabajo. El resto de enfermeras, celadores y auxiliares que trabajan en este servicio conservarán sus empleos pero pasarán a depender del servicio de Urgencias y, por tanto, de su responsable, Francisco Salvador.

Fotos

Vídeos