«Si fuese yo la única que les diese de comer, no lo haría»

Los hosteleros denuncian que cada vez son más las personas que acuden a diario a la plaza a dar de comer a las palomas. Algunas de ellas han declarado a LAS PROVINCIAS que lo hacen porque nadie se lo ha prohibido. «Aquí viene gente cargada con bolsas de pan. Si yo fuese la única, no lo haría, pero como somos muchos», aclaró una mujer.

Fotos

Vídeos