El turismo de Gandia se reinventa

Los premiados en la II Gala de Turismo junto a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant. / àlex oltra
Los premiados en la II Gala de Turismo junto a la alcaldesa de Gandia, Diana Morant. / àlex oltra

La marca quiere poner en valor no sólo el sol y playa de la capital de la Safor sino sumar todo el legado histórico, patrimonial y gastronómico La gala del sector empresarial sirve para presentar la nueva imagen de la ciudad 'Esplendor Mediterráneo'

ROCÍO ESCRIHUELA

gandia. La nueva marca de Gandia se presentó ayer en la II Gala de Turismo de la Ciudad Ducal ante 300 personas que llenaron el Museu Faller. La gran fiesta del turismo, donde se dieron cita autoridades locales, autonómicas y de la comarca, así como representantes del tejido empresarial y asociativo de la ciudad, sirvió para poner en valor que Gandia no es sólo sol y playa, sino que la capital de la Safor es el máximo exponente de fusión de patrimonio, historia, cultura y gastronomía.

El Ayuntamiento de Gandia reivindicó una nueva imagen ante todo el sector turístico continuando con el objetivo del gobierno de evolucionar hacia un modelo turístico de calidad. La marca será la fotografía que ilustre a partir de ahora cualquier promoción de Gandia.

Unas señas de identidad que identifiquen los valores de la ciudad, así como su historia, sus recursos y su modernidad. La estrella es el punto de atención de esta campaña, elegida porque esta figura es la que está presente en el escudo ducal y además, también cubre el techo de la capilla neogótica del Palau dels Borja. El astro, rodeado de olas de mar en varias tonalidades de azul, «es un lucero concebido para que Gandia vuelva a relucir alto con todo el esplendor del Mediterráneo». De ahí, el lema que la envuelve, 'Esplendor Mediterráneo'.

Desde el Consistorio han apostado por dar un «impulso renovador» a la marca Gandia para «actualizar el discurso de la ciudad como destino turístico, así como la desestacionalización de su oferta».

La noche continuó con otro anuncio más por parte de la alcaldesa de la ciudad, Diana Morant, que explicó que Gandia ha sido elegida por la Agència Valenciana de Turisme como ciudad piloto del proyecto de Playas Inteligentes de la Comunitat Valenciana. Un plan estratégico que según explicó la primera edil se engloba en la estrategia de Destinación Turística Inteligente que desarrolla el Instituto Valenciano de Tecnológicas Turísticas (Invat·tur).

Esfuerzo empresarial

Al margen de los proyectos futuros, la II Gala del Turismo sirvió para poner en valor el trabajo de las empresas y entidades que potencian este sector y cuyas actividades se han convertido en motor económico de la ciudad. Una distinción para valorar «no sólo a los que se ocupan y se preocupan por el turismo, sino a los que van un poco más allá y ponen un trozo de su alma en esta labor, aman a nuestros visitantes y sobre todo a nuestra ciudad», apuntó la primer edil.

El jurado de la gala de esta edición formado por representantes del sector y del área municipal de Turismo, encabezados por la alcaldesa, decidieron que los tres premiados de este año fueran el Palau Ducal, la naviera Trasmediterranea y el hotel Magic Villa Luz, por su trayectoria, innovación y compromiso con la calidad turística.

La directora del Palau Ducal, Balbina Sendra, fue la encargada de recoger el premio del edificio de los Borja en una apuesta clara del comité seleccionador de que la cultura también es turismo. Es el reconocimiento a un esfuerzo que se ha visto reflejado en los últimos datos de asistencia de visitantes que superó el año pasado las 50.000 personas y que crecen a un ritmo imparable cada mes.

Otro de los premios lo recogió la empresa Trasmediterranea, naviera que ha sido capaz de poner a Gandia en el mercado marítimo con la inauguración en 2017 de la conexión entre la ciudad e Ibiza. Un ferri al que año pasado se subieron 35.000 pasajeros y que repetirá este año ampliando la ruta hasta Palma de Mallorca y que comenzará los viajes el próximo 8 de junio. Un ferri que se ha convertido en revulsivo económico del distrito marítimo.

El último premio destacado fue para el hotel Magic Villa Luz, que con su apuesta por la calidad ha conseguido convertirse en un alojamiento de categoría cuatro estrellas superior tras una inversión de siete millones de euros.

Además, el Museu Faller recogió la mención especial de la gala en el año que celebra su décimo aniversario. El acto en la casa de los falleros fue la manera de reivindicar por parte de la organización la apuesta por los recintos que enriquecen la oferta cultural de la ciudad.

Subieron también al escenario, los representantes de la Semana Santa y Pepe Morant de la empresa ProduceMe para recoger el reconocimiento por la organización de eventos que han dado un impulso al turismo local, la Diocesana y el ciclo de conciertos Escena Gandia, respectivamente.

El galardón asociado al binomio turismo-deporte se lo llevaron el Club de Atletismo Safor Delikia por el 10K nocturno y la empresa Tour Esport Events por la celebración del IV Campeonato Nacional de Dardos Electrónicos Phoenix España. Se sumaron a la fiesta los 60 nuevos establecimientos y servicios de la ciudad que se han unido al proyecto de calidad turística española Sicted.

Amenazas del sector

El presidente de FAES, Rafael Juan, presidió su último acto al frente del empresariado comarcal, ya que esta tarde la junta directiva de la entidad elegirá a su sucesor. Juan destacó «la excelente salud de la que goza el turismo», pero apeló a hacer frente a las «amenazas al sector con una estrategia adecuada que sume las fuerzas de todos los actores para aprovechar nuestras fortalezas: recursos paisajísticos, seguridad y oferta gastronómica y cultural».

El presidente de FAES calificó como amenazas del sector «la oferta turística de otros países, el déficit de infraestructuras comarcales y de transporte público, la estacionalidad de nuestra oferta, o el Brexit, entre otros».

Más

Fotos

Vídeos