La transformación del puerto de Gandia llega con nuevas infraestructuras y un restaurante

Vista del puerto de Gandia desde el puente junto al lado de la iglesia de Sant Nicolau. / l. gallego
Vista del puerto de Gandia desde el puente junto al lado de la iglesia de Sant Nicolau. / l. gallego

En los próximos meses se producirá un cambio radical de imagen de la zona con el acceso sur, la terminal para el ferri y un local de ocio

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El Grau de Gandia va experimentar un cambio radical en su fisonomía en los próximos años. La nueva imagen que comenzará a gestarse en breve vendrá impulsada por numerosos cambios tanto en la zona del puerto, junto a los tinglados, como justo enfrente, en la zona del club náutico. Una mejora que servirá de revulsivo para el distrito grauero donde siempre, vecinos y hosteleros, han demandado mayor actividad para atraer al público.

La inauguración este verano de la línea marítima con las Islas Baleares inició el camino del cambio. Los proyectos comenzarán a fructificar en breve, con una zona de restauración y ocio en el piso superior del edificio de la cofradía de pescadores, con la remodelación del Club Náutico de Gandia si toma las riendas la empresa privada, y las nuevas infraestructuras previstas por la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), así como la finalización de las obras del acceso sur al puerto que enlazará con la N-332, impulsadas por el Gobierno.

El análisis del flujo de viajeros que han pasado por el ferry rumbo a las Islas Baleares asciende a 35.000 personas, unos datos muy satisfactorios que podrían confirmar que la conexión marítima llegó este verano para quedarse. Un proyecto que si la empresa naviera decide mantener en Gandia en el futuro va a llegar de la mano de nuevas infraestructuras a las que se comprometió en su día la APV.

La reforma llegará con una terminal nueva que facilite el acceso al barco tanto a pasajeros como a vehículos, y así mejorar las condiciones de este verano. El anuncio de la línea marítima y la rapidez de la entrada en funcionamiento impidió mejores accesos, que podrán llegar dentro de unos meses.

Otro de los cambios, también en vías de comunicación llegará de la mano del Ministerio de Fomento. La finalización de las obras del acceso sur al puerto de Gandia «aportará mayor competitividad al puerto y dará más vida al Grau», según destacó la alcaldesa, Diana Morant, la semana pasada en el foro organizado por LAS PROVINCIAS y el Banc Sabadell. «Cada día circulan muchos camiones para ir hasta la aduana y en ocasiones bloquean la zona. Ahora esos cambios permitirán liberarla del tráfico», apuntó Morant. Además resaltó que «será una infraestructura moderna y que no causará ningún impacto en el entorno de Marenys y Venècia, donde además habrá un paso peatonal y carril bici».

El otro paso en la modernización y dinamización de la zona será la llegada de un nuevo local de hostelería al edificio de la cofradía de pescadores. A finales de este mes o principios de noviembre abrirá sus puertas en el primer piso de la lonja el restaurante 'La llotja cuina de mar'. Un nuevo local que según explicó el gerente, José Vivó, «es una apuesta por la zona, donde hemos visto una gran oportunidad para un negocio en un edificio emblemático». El pasado mes de junio, la APV autorizó a la cofradía de pescadores a la cesión parcial de su concesión para la explotación durante 5 años del espacio para otros usos. Ahora mismo, el recinto está en obras y según ha detallado Vivó, será la mejor manera «de unir sinergías entre pescadores y su empresa para dar valor a lo que tenemos».

El local contará con una terraza con vistas a la iglesia de Sant Nicolau, desde donde además, por la tarde se podrá presenciar la llegada de los embarcaciones pesqueras. También, desde el piso superior, los clientes podrán ver en directo la subasta del pescado recién llegado». Un proyecto, por el que también se interesó la alcaldesa hace unos meses, y a quien le presentaron tras obtener el permiso de la APV.

La guinda al pastel, será la renovación del club náutico, que aunque más alejado de esta zona, también contribuirá a un cambio de imagen, pasando a ser una zona mas comercial que industrial. Está previsto que en breve, el consejo de administración de la APV, confirme la concesión a la empresa Alcara, que tiene previsto una inversión de 6 millones de euros.

Más

Fotos

Vídeos