Los temporales destrozan otra vez la Goleta e impiden que esté lista en Semana Santa

Estado que presentaba ayer por la mañana la franja litoral de la playa de la Goleta de Tavernes de la Valldigna. / c. gimeno
Estado que presentaba ayer por la mañana la franja litoral de la playa de la Goleta de Tavernes de la Valldigna. / c. gimeno

El Gobierno evaluó ayer los daños en la playa de Tavernes tras el fuerte viento que azotó el litoral la semana pasada

R. ESCRIHUELA/C. GIMENO TAVERNES.

Una vez más los temporales han destrozado la playa de la Goleta de Tavernes. Los fuertes vientos que azotaron el litoral la semana pasada han castigado la costa vallera en el inicio de la Semana Santa y han impedido tenerla lista para la llegada de los primeros turistas. Ayer mismo, los técnicos de Demarcación de Costas estuvieron evaluando los daños sufridos para poder actuar con celeridad ante la llegada del buen tiempo.

Según fuentes de Costas, los técnicos saben que esta zona es uno de los puntos más críticos del litoral de la provincia de Valencia debido a la proximidad de las edificaciones. «Estamos en fase de evaluación, es una zona complicada y somos plenamente conscientes de que se requiere actuar», apuntan. El objetivo del Gobierno es que la playa esté en condiciones cuanto antes.

Aunque la solución a corto plazo en esta playa no es fácil. La deposición continua de arena es una actuación cuestionada por muchos, ya que cada invierno se deposita una gran cantidad de arena, pero los temporales acaban arrasando los áridos y cuando llega el buen tiempo, la playa ve reducida sus dimensiones.

De hecho, el pasado mes de noviembre, antes de la llegada del invierno, desde Demarcación de Costas actuaron de manera preventiva para paliar los efectos de futuros temporales. Una actuación que en la Goleta ha sobrevivido hasta la semana pasada. El Gobierno realizó un trasvase de arena desde la playa de San Antonio de Cullera y depositó 10.700 metros cúbicos de arena en esta zona. Una inversión que alcanzó los 166.000 euros, la mayor parte de todo el presupuesto de la comarca de la Safor que ascendió a 273.000 euros.

Ahora, en plena Semana Santa, gran parte de la playa de la Goleta está sin arena y en muchos tramos la costa ha desaparecido. La zona más al norte de la costa vallera es la que presenta un peor aspecto. En la franja situada junto al lago no hay arena y las rocas hacen inaccesible una playa que ha quedado descarnada. Las piedras invaden la orilla dificultando el paso de los residentes que se acercan a tomar el sol o a disfrutar del mar. El sector situado junto a la zona deportiva también presenta muy mal estado. La franja de arena es mínima y la playa resulta diminuta. La erosión cada año va a más.

Tavernes pide una solución definitiva que pasa por una gran deposición de arena para que el arenal tenga las dimensiones que tenía en los años 80. Sólo así se frenaría definitivamente una erosión que pone en peligro la comodidad de los bañistas en la Vall.

En la Goleta, ya saben lo que es que el mar llegue al casco urbano y anegue las calles próximas. También han visto las olas romper en los edificios situados en primera línea e incluso, el verano pasado, la erosión hizo que se formara un desnivel de gran altura que hacia inaccesible llegar a la orilla sin tener que dar un salto casi imposible para los bañistas.

Servicios a medio gas

Pero no sólo la playa de la Goleta presenta mala imagen, ya que otras zonas del litoral de la costa de Tavernes están con las instalaciones a medias. Cualquier residente puede observar que están pendientes de colocar varios tramos de las pasarelas de madera, así como algunos puntos para lavarse los pies. En zonas como la plaza del Bolomor o l'Alcudiola, hay pasarelas a medio poner, y muchas de ellas permanecen amontonadas en la costa y sin colocar en su lugar habitual.

En la Goleta, con la ausencia de arena, los grifos para lavarse los pies se han visto reducidos. Son servicios básicos que ayudan a mejorar la calidad de quienes disfrutan del mar, pero que aún no están completamente ubicados pese a estar en plena Semana Santa.

La nota más positiva de estos días festivos en el litoral vallero es que el servicio de salvamento y socorrismo de las playas si que está activo y preparado para actuar ante cualquier emergencia.

Más

Fotos

Vídeos