Tavernes protege los abrigos de Mossén Ricard y mejora los accesos con 37.000 euros

Uno de los grabados de los abrigos de Mossén Ricarg. / lp
Uno de los grabados de los abrigos de Mossén Ricarg. / lp

Las excavaciones en la Cova de Bolomor acaban y los operarios hallan restos faunísticos y líticos de más de 230.000 años

Ó. DE LA DUEÑA

tavernes. Los abrigos de Mossén Ricard de Tavernes contarán con más protección. El gobierno local ha recibido una ayuda de 37.000 euros de la Conselleria de Educación para aumentar la seguridad de estas cavidades y crear una senda que permita a turistas y vecinos acercarse y contemplar estos yacimientos.

Estos enclaves, situados en el paraje de las Fontetes de Cantus, constituyen uno de los pocos conjuntos conocidos «con manifestaciones grabadas de tipo fusiforme adscritos a la Prehistoria», señalaron desde el consistorio.

Estos abrigos son Bien de Interés Cultural y están incluidos en el Inventario General de Patrimonio Cultural Valenciano. Está previsto el cierre, la adecuación del acceso, el estudio de las representaciones prehistóricas y la colocación de paneles explicativos, además de proteger los grabados de los agentes atmosféricos.

Además, el objetivo es realzar la ruta y el paraje, conocido como el Rincón de las Fontetes de Cantus. El Ayuntamiento aportará cerca de 16.000 euros para el proyecto de recuperación y puesta en valor del yacimiento. El proyecto incluye también los otros dos conjuntos con grabados históricos próximos, donde hay una inscripción en esperanto que ha sido considerada «como la única de estas características encontrada en España».

Por otro lado, la Diputación de Valencia ha puesto fin a las excavaciones en la Cova del Bolomor. Estos trabajos se ejecutan de forma sistemática y anual desde 1989 bajo la dirección del arqueólogo Josep Fernández Peris. La actuación se ha centrado en dos momentos cronológicos diferentes. En el nivel XIII con una edad de 230.000 años se ha documentado la presencia esporádica de grupos humanos que utilizaron la cavidad con escasa intensidad.

En los niveles superiores, un área de 15 metros cuadrados ha permitido completar el estudio de las ocupaciones de los niveles I a III (entre 100.000 y 120.000 años antes del presente). Presentan abundantes restos faunísticos y líticos.

Fotos

Vídeos