Tavernes prevé recaudar 20.000 euros con el cobro de una tasa a las eléctricas

Una torre eléctrica ubicada a las afueras de Tavernes de la Valldigna. / c. gimeno
Una torre eléctrica ubicada a las afueras de Tavernes de la Valldigna. / c. gimeno

El pleno vallero da vía libre a la aplicación de una tarifa a partir de 2018 a las empresas de energía que ocupen el dominio público

C. GIMENO

tavernes. El Ayuntamiento de Tavernes establecerá una tasa para que las empresas eléctricas y de hidrocarburos paguen por el uso privativo que realizan del dominio público del término vallero. Esta decisión aportará 20.000 euros a las arcas municipales.

El pleno celebrado el lunes por la noche aprobó la medida por unanimidad y se espera que la nueva tarifa para grandes multinacionales entre en vigor en 2018. El punto salió adelante por urgencia en la sesión convocada para que la tasa se pudiera aplicar con la entrada del nuevo año. El edil responsable de Hacienda, Perfecto Benavent, explicó que la redacción de la nueva ordenanza que recoja esa tasa pretende generar unos ingresos de unos 20.000 euros anuales para las arcas municipales.

Según Benavent, ordenanzas similares «han superado ya 12 recursos de casación y se comenzó a trabajar en ella en el mes de febrero junto con la Federación Española de Municipios y Provincias». Desde el departamento de Hacienda no se descarta que las grandes empresas afectadas pudieran interponer un recurso ante ese pago, pero remarcó que en otras poblaciones la justicia ha dado la razón a los municipios «de ahí que se haya redactado la ordenanza con mucha atención al cumplimiento de la legislación», añadió Benavent.

Desde la oposición se dio el visto bueno a esta iniciativa. El PP, mediante su portavoz, Eva Palomares, pidió que en un futuro también se incluyera en esa tasa los tendidos de fibra óptica.

Eduardo Bononad, de EUPV-Acord Ciutadà, propuso que el consistorio vallero felicitase a los municipios pioneros en instaurar esa tasa y que tuvieron que vérselas en los juzgados con grandes multinacionales. Se trata de municipios de dimensiones reducidas pero que instauraron estos cobros avalados por los tribunales tras un largo periplo judicial. Bononad citó las poblaciones de Serradilla (Cáceres), Villa del Campo (Zamora) o Arteixo (Galicia).

En Tavernes de la Valldigna hay varias líneas de alta y media tensión. Además es una zona susceptible del paso de gaseoductos y nuevos tendidos eléctricos. Con la entrada en vigor de esa tasa, las empresas responsables de esos tendidos, deberán abonar al consistorio una tasa por el uso del dominio público de su término municipal.

Fotos

Vídeos