Tavernes planea el cambio de sentido en tres calles tras la mejoras en la carretera CV-50

Obras de mejora en la calle del Mar de Tavernes de la Valldigna.
Obras de mejora en la calle del Mar de Tavernes de la Valldigna. / lp

El gobierno local prevé invertir la circulación en Papa Juan XXIII y en la vía Salmerón, que servirá para acceder a Major y La Barca

C. GIMENO

gandia. Los vecinos de Tavernes tendrán que acostumbrarse en breve a varios cambios de dirección. Las últimas obras realizadas en la Vall comportan modificaciones en algunas calles que cambiarán de sentido. Se espera que el los próximos días la calle Papa Juan XXIII cambie de sentido.

El motivo son las obras que se han realizado en la travesía vallera. Ahora, quienes circulen en dirección a Gandia desde la entrada Oeste no podrán incorporarse a la calle Barranc. Deberán tomar la rotonda de la calle Divina Aurora para después girar por la calle Papa Juan XXIII que cambia de sentido. De lo contrario tendrían que cruzar prácticamente toda la travesía para poder cambiar de sentido e incorporarse a la calle Barranc.

Desde el polígono El Pla tampoco se podrá acceder a esta vía. Además, desde la carretera no se podrá parar es esta zona en mitad de la vía para realizar giros y todo se regulará desde la rotonda de la calle Divina Aurora que ya ha presentado varios problemas de tráfico cuando se incorpora a la vía un camión de grandes dimensiones.

Otro cambio importante será el de la calle Del Mar. En esta vía se están haciendo obras que han estrechado la calzada en favor de ampliar las aceras. Hasta la fecha esta vía era de doble sentido, pero ahora sólo tendrá un sentido, que será de la calle Major a la calle La Barca.

Las calles Mitja Galta, Major y La Barca no cambian de sentido, pero sí lo hace la calle Salmerón. Cuando acaben las obras, la calle Salmerón servirá para incorporarse a la calle Major desde la calle La Barca y no se tendrá acceso a ella desde la carretera como sucede actualmente.

Es más, la calle Salmerón permitirá incorporarse a la calle Major, pero no a la carretera. Los cambios de circulación pretenden evitar giros y vías de doble sentido, pero siempre conllevan problemas hasta que los vecinos se acostumbran a ellos. Hasta la fecha, las obras de la rotonda de la travesía vallera no han estado exentas de críticas, ya que se producen muchos problemas cuando un camión de gran tonelaje se incorpora del polígono a la carretera.

Fotos

Vídeos