Tavernes ocupa terrenos para el colector pese al rechazo de los propietarios

Calle Blasco Ibáñez de la playa de Tavernes, por donde pasará el colector. / lp
Calle Blasco Ibáñez de la playa de Tavernes, por donde pasará el colector. / lp

La Ley de Ordenación del Territorio permite al Consistorio adquirir las parcelas en la playa y otorgar más derechos urbanísticos a los dueños

C. GIMENO TAVERNES.

Tan solo una persona ha firmado las actas de ocupación de los terrenos en los que se desarrollará un vial perimetral y la segunda fase del colector de la playa de Tavernes de la Valldigna. El consistorio vallero había fijado para la mañana del miércoles el trámite de las firmas.

A este acto no han asistido todos los propietarios con terrenos en la zona. Se han personado una veintena de personas, pero sólo una ha firmado. En total hay catorce parcelas afectadas, algunas de las cuales son de diferentes propietarios.

Con la adquisición de los terrenos se puede iniciar el proyecto de la segunda fase del colector y caminar en la licitación de unas obras que tienen un presupuesto de unos tres millones de euros.

La firma de las actas de ocupación es un trámite. El que los propietarios no firmen no impide que se siga con el proyecto. La propiedad de los terrenos afectados pasa a ser municipal y a registrarse como tal.

Este procedimiento de ocupación directa de los terrenos se ha realizado gracias a una modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje de la Comunitat Valenciana, impulsada en Les Corts precisamente por Jordi Juan.

A cambio, a los propietarios se les conceden más derechos de techo cuando el sector se urbanice. Es decir, se ha optado por indemnizar a los dueños de las parcelas con más parte en los terrenos urbanísticos cuando se desarrolle el sector afectado.

Esta forma de indemnización no ha tenido el beneplácito de buena parte de los propietarios. Muchos de ellos consideran que se les está indemnizando poco por unos terrenos que están pegados al actual casco urbano de la costa vallera.

De hecho se ha interpuesto un contencioso contra dicha ocupación. Algunas propietarias consideran que las formas «han sido impresentables» y acusan al ejecutivo local de «ir con prisas para presentar un proyecto de cara a las elecciones».

Desde el gobierno de Jordi Juan celebran la noticia y afirman que se ha dado un paso de gran importancia para hacer posible la segunda fase del colector de la costa vallera.

Además señalan que la ocupación directa de los terrenos es más beneficiosa que si se tuvieran que expropiar a precio de suelo rústico. Consideran que el interés general ha de prevalecer, por ser una obra muy demandada en la costa al evitar inundaciones en épocas de fuertes lluvias.

Vial de 18 metros

El proyecto en cuestión contempla construir un vial de 18 metros de ancho que conecte la zona del Canal con el tramo final de la Avinguda de la Marina. La intención es hacer dos carriles que permitan descongestionar el tránsito en la zona. Las obras suponen hacer la segunda fase del colector de la playa, de forma que se conecten las canalizaciones de la Avinguda con las nuevas que se instalará en este proyecto. Así se hará un gran colector que permita conectar el Canal con la Avinguda. Paralelamente a las obras se actuará en la calle Blasco Ibáñez y adyacentes. Esta vía pasará a tener un único sentido, se ampliarán las aceras y se mejorará el mobiliario urbano.

La inversión aproximada es de tres millones de euros. Hay consignación de unos 750.000 euros, el resto habrá que estudiar de qué forma se financia, si con un préstamo o con la captación de ayudas.

Fotos

Vídeos