Tavernes destinará los más de dos millones de euros de superávit a infraestructuras durante 2018

El alcalde de Tavernes visita unas obras de mejora. / lp
El alcalde de Tavernes visita unas obras de mejora. / lp

El Consistorio cierra las cuentas con cifras en positivo por segundo año consecutivo y cumple con las reglas de gasto y el pago de deuda

Ó. DE LA DUEÑA TAVERNES.

El gobierno de Tavernes de la Valldigna ha cerrado el ejercicio económico de 2017 con un remanente de tesorería de más de dos millones de euros. La intención del ejecutivo que dirige Jordi Juan es destinar este dinero a la mejora de infraestructuras locales, tanto vías públicas como espacios de uso de los vecinos.

La cifra que ha quedado de 2017 es de 2,1 millones, es decir, es la cantidad resultante entre los ingresos y los gastos. Esto implica que el ejecutivo nacionalista pueda destinar la cantidad a nuevas inversiones.

La liquidación del presupuesto es el documento que presenta el balance de caja del consistorio después de un ejercicio, una vez se han cumplido todas las obligaciones fiscales y se han satisfecho los contratos con proveedores.

Este documento, presentado por el gobierno en el último pleno, «es una muestra del buen estado de salud de las cuentas municipales», precisaron. Además, este resultado llega después de haber obtenido un superávit de 1,3 millones de euros, que resultó de la liquidación del presupuesto de 2016.

Según el alcalde Jordi Juan. «Hemos conseguido dejar atrás la época en que el Ayuntamiento incurría en déficit ejercicio tras ejercicio y creaba una deuda casi insostenible». «Este equipo de gobierno ha podido revertir la situación haciendo una previsión de ingresos realista, racionalizando los gastos y haciendo inversiones responsables», apostilló.

Todo esto se ha consiguiendo reduciendo al mismo tiempo la deuda, y bajando algunos impuestos, como el IBI, una rebaja que notarán todos los contribuyentes en el recibo de 2018, agregó el edil.

«Con esta suma, el Ayuntamiento podrá llevar adelante varios proyectos de inversión financieramente sostenibles, ya que la liquidación del presupuesto se debe ejecutar durante este año», dijo Juan.

Estas inversiones son posibles gracias al cumplimiento por parte del consistorio de la regla de gasto, la media de pago a proveedores y en el estado de la deuda. Cabe recordar que el Ayuntamiento canceló el préstamo de pago a proveedores en 2016 y ha reducido la deuda hasta situarla en el 60%.

Fotos

Vídeos