Las tabletas disparan el gasto escolar

Una alumna de Primaria juega con la nueva tableta que utilizará en el colegio.
Una alumna de Primaria juega con la nueva tableta que utilizará en el colegio. / L. Gallego

El uso de estos dispositivos aumenta el coste un 90% al comienzo del curso Los alumnos que no utilicen libros de texto no podrán beneficiarse de las ayudas de la Xarxa de Llibres que impulsó la conselleria

LEYLA GALLEGO GANDIA.

Las nuevas tecnologías han irrumpido en las aulas de los últimos cursos de primaria y secundaria de los colegios concertados de toda la comarca. La mayoría de centros ha optado por cambiar los libros de texto convencionales por tabletas, en los cursos superiores. Esta renovación supone para las familias un incremento del gasto del 90%.

La Conselleria d'Educació impulsó en el año 2015 un programa con el fin de proporcionar de forma gratuita libros de texto y otros materiales curriculares al alumnado escolarizado en centros públicos y concertados en enseñanzas obligatorias o de formación profesional básica.

Ahora, los padres que solicitaron formar parte de esta Xarxa de Llibres solo tienen que comprar aquellos ejemplares que por obligatoriedad los alumnos estropean, es decir, los conocidos como cuadernos de actividades. Sin embargo, los estudiantes que utilizan las tablets no pueden disfrutar de esta ayuda que ofrece la Conselleria.

El primer año, recibieron un cheque por valor de cien euros, en concepto de reembolso de los materiales adquiridos, pero ahora la subvención está sujeta los fondos.

Los centros escolares que implantaron los dispositivos electrónicos en sus aulas, deben realizar una petición a la Conselleria para todos sus estudiantes. En caso de que esta llegara aprobada, tan solo cubriría un 10% de la cantidad desembolsada en material digital.

Es cierto que el conseller, Vicent Marzà, propuso que estas licencias se prolongaran durante cuatro años, que es el período de caducidad que tiene la Xarxa, es decir, pasado este plazo se renovarán los libros de texto. Pero la sugerencia no obtuvo una respuesta positiva por parte de las empresas que gestionan este tipo de material.

Según el testimonio de varios padres, lo que parecía que iba a ser una inversión a largo plazo, al final se ha convertido en un incremento del gasto que hace que se compare con la temida 'cuesta de enero'.

Los padres de un alumno que comience sus estudios de bachiller en un centro donde se emplean las tabletas, deben desemebolsar la abrumadora cantidad de 1.000 euros en este incio de curso.

El dispositivo ronda los 400 euros, dependiendo de la marca que requiera el colegio, las licencias digitales varían desde los 200 euros en los más económicos hasta 300 euros en los centros más elitistas. Por otro lado, está la cuota por material escolar , oscila entre los 30 euros hasta los 195 euros en algunas escuelas que incluyen fotocopias, seguro escolar o mantenimiento del iPad o similiar.

Más

Fotos

Vídeos