El servicio de Urgencias de Gandia duplica las horas de espera durante la temporada estival

Un grupo de pacientes esperando en la puerta de entrada a urgencias del hospital Francesc de Borja de Gandia, ayer al mediodía.
Un grupo de pacientes esperando en la puerta de entrada a urgencias del hospital Francesc de Borja de Gandia, ayer al mediodía. / leyla gallego

El 30% de los puestos no son cubiertos por más personal a pesar de que la ciudad llega a doblar su población estos meses

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La playa de Gandia es, desde hace años, uno de los destinos turísticos preferidos por los españoles. Durante los meses de verano, la población se duplica y con ella el número de incidentes. El tiempo de espera del servicio de Urgencias en el Hospital Francesc de Borja durante el invierno no supera las tres horas en cambio, en verano, un paciente que no requiera atención inmediata puede llegar a esperar más de siete horas para ser atendido.

El plan de vacaciones propuesto por conselleria indica que a pesar de que se trata de una zona turística, en la que se duplica la población, el 30% de las plazas de facultativos del hospital no son cubiertas. Este plan no fue aprobado por la Junta de Personal como ya ocurrió en los ejercicios previos, y confirmó su presidente, Ximo Ferrer. La portavoz sindical de UGT del hospital aseguró que esto supone «una saturación para los empleados que aunque traten de hacer su trabajo lo mejor posible, no pueden ofrecer una atención correcta y eficiente a todos los pacientes».

Un total de 394 personas han sido contratadas para sustituir a todo el personal que se encuentra de vacaciones. Desde el hospital señalan que «el período de verano es el preferido por la mayoría de los trabajadores, por esta razón, es imposible cubrir todos los puestos, pero una media del 70% sí que son reemplazados», añaden desde el centro.

Ferrer comentó que no «están contentos» con el nuevo gobierno que tantas mejoras en materia sanitaria prometió durante la campaña electoral. El presidente y miembro de UGT, reconoce que se ha contratado a más personal de refuerzo para los servicios de atención primaria en las playas pero «este no es suficiente para la cantidad de personas que acoge Gandia estos meses». Ferrer demanda «un cambio a nivel político respecto a la organización del hospital y la cantidad de facultativos que se emplean en vacaciones».

Desde el centro sanitario confirman que alrededor de 250 personas son atendidas a diario por los médicos de Urgencias en verano, cuando la media del resto del año no supera los 200. En el mes de julio, la afluencia de pacientes que acude a urgencias se ha incrementado en un 30% respecto al mes de junio. Un aumento considerable que el hospital «no está preparado para acoger», añadió Ferrer.

«Los médicos que han contratado este año son mucho más profesionales que los de los ejercicios anteriores y el área de Urgencias, a pesar de estar saturada, funciona mejor», declararon fuentes internas.

Amortización de plazas

En el año 2013, la Conselleria de Sanitat dictó una resolución con la que se amortizaron una serie de plazas del personal del hospital comarcal entre los que se encuentran mecánicos, telefonistas y personal de lavandería. Estos puestos se han extinguido, es decir, cuando los empleados se jubilen no se abrirá una bolsa de trabajo para cubrir sus lugares, sino que serán reemplazados por máquinas o trabajadores de empresas privadas que se hagan cargo de algunos departamentos. Un gran número de puestos públicos pasarán a ser empleados de entidades particulares.

El pasado 5 de octubre se suprimió un puesto de trabajo. Desde ese día, y partir de las 22 horas, la telefonista a la que médicos y pacientes llaman para comunicarse con otros departamentos fue sustituida por una máquina. «Esto ha generado grandes problemas de comunicación, además de provocar importantes retrasos», denunció la portavoz del grupo sindical UGT.

Más

Fotos

Vídeos