Una sentencia tumba las cuentas de Villalonga y la plantilla del año 2015

El alcalde, Enric Llorca, segundo por la izquierda, en la sesión plenaria del pasado 30 de enero. / lp
El alcalde, Enric Llorca, segundo por la izquierda, en la sesión plenaria del pasado 30 de enero. / lp

El magistrado alega que los cambios se realizaron sin convocar la mesa de negociación, un caso idéntico al de 2016 que anuló otro juzgado

R. ESCRIHUELA GANDIA.

Nuevo revés judicial para el Ayuntamiento de Villalonga, y ya son 4 sentencias en contra en el último mes. El magistrado del juzgado de lo contencioso administrativo número 8 de Valencia ha anulado el presupuesto y la plantilla municipal de 2015 tras la denuncia presentada en su día por el sindicato UGT. El fallo es idéntico al de hace apenas 20 días cuando en esta ocasión otro juzgado tumbó las cuentas y la composición de la plantilla del año 2016.

El juez estima el recurso interpuesto por la Federación de Servicios Públicos de UGT contra el acuerdo de la junta de gobierno local adoptado en sesión extraordinaria del 23 de diciembre de 2015. La justicia condena en costas al Consistorio, pero señala que contra esta sentencia cabe recurso de apelación.

El sindicato denunció que «mediante la aprobación de los presupuestos, el Ayuntamiento creó, extinguió y modificó los puestos de trabajo aprobados en la plantilla del año 2013, sin seguir ningún tipo de procedimiento, y sin que se constituyera una mesa de negociación con los representantes de los trabajadores».

Cambios en la plantilla

La sentencia señala que «comprobando las plantillas del personal funcionario y laboral del año 2013 y 2015, se puede constatar que la plantilla del año 2015 introduce cambios». Unas modificaciones que detalla con seis amortizaciones de plazas. Se eliminan dos plazas de agentes de policía local pasando de 8 a 6; un puesto de administrativo pasando de 4 a 3; un cargo de oficial de personal laboral pasando de 4 a 3; y dos plazas de peón de personal laboral pasando de 7 a 5.

Del mismo modo, se crean cinco nuevos puestos de trabajo: tres plazas de administrativas para la promoción interna de los tres auxiliares administrativos existentes, y dos puestos de limpiadoras de edificios que pasan de 4 a 6.

También, el fallo del magistrado advierte que «tampoco coinciden el número de puestos de trabajo que figuran en la plantilla que se presenta en el pleno para su aprobación con el anexo de personal. Constan 49 puestos de trabajo en la plantilla y en el anexo de personal del mismo presupuesto figuran 55 sueldos».

Recurso por el fallo de 2016

La Federación de Servicios Públicos de UGT ha enviado un comunicado recordando que «una vez más la justicia nos ha dado la razón». Un hecho que pone de manifiesto «la prepotencia y la incompetencia como gestor del alcalde de Villalonga, Enric Llorca, prepotencia de la cual tenemos un nuevo ejemplo al haber recurrido el ayuntamiento la sentencia que anula el presupuesto municipal y la plantilla de 2016, perdida por idénticos motivos que esta».

El secretario territorial intercomarcal del sindicato, Francisco Santisteban, manifestó a LAS PROVINCIAS que Llorca «no puede seguir siendo alcalde ni un minuto más porque está destrozando un ayuntamiento y un municipio». «Por el bien del pueblo no puede estar de alcalde», añadió. Santisteban recordó a quienes le apoyan políticamente que tras las cuatro últimas sentencias judiciales en contra, «deberían plantearse si lo apoyan o se hunden con él».

Este periódico intentó ayer, una vez más, ponerse en contacto con Enric Llorca, pero no fue posible hablar con él para que diera su valoración sobre el fallo judicial.

Más

Fotos

Vídeos