La Safor recibe dos millones de la Diputación para reforzar la autonomía de sus municipios

David González, Jorge Rodríguez, y Diana Morant en una visita a la ciudad de Oliva / lp
David González, Jorge Rodríguez, y Diana Morant en una visita a la ciudad de Oliva / lp

La partida se distribuirá siguiendo criterios como el número de habitantes, el coste de los servicios, la superficie y el número de parados

LEYLA GALLEGO GANDIA.

La comarca de la Safor recibe por tercera vez una subvención de 2.021.000 euros del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles (IFS) que concede la Diputación de Valencia. Esta ayuda beneficiará a treinta municipios de la comarca.

El principal objetivo de este plan es reforzar la financiación y autonomía de los municipios, y dar un voto de confianza a las administraciones locales que serán las encargadas de distribuir la partida presupuestaria. Desde la Diputación entienden que los gobiernos «son los que mejor conocen a sus vecinos, y por tanto, los más indicados para adjudicarlo». El presidente, Jorge Rodríguez, aseguró que los ayuntamientos «necesitan una financiación suficiente y adecuada para poder asumir competencias y demostrar su responsabilidad en respuesta a la autonomía que siempre decimos que deben tener».

La administración provincial va a invertir 21,8 millones de euros de los 33,3 millones del superávit que posee como resultado del ejercicio anterior. Esta es la tercera inyección monetaria que lleva a cabo el nuevo gobierno desde su llegada al poder.

En la misma línea que Rodríguez se expresó la vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó. La diputada destacó los criterios objetivos que siguen estos planes y el resto de programas puestos en marcha por la institución, como el Plan de Servicios y Obras Municipales (SOM), que han simplificado su tramitación e introducido criterios sociales en la distribución de las ayudas. En palabras de Amigó, «lo más importante es que hemos acabado con el clientelismo y los favoritismos y estamos poniendo la Diputación al servicio de las personas, en colaboración con el resto de administraciones con las que cooperamos en lugar de competir».

El tercer IFS tendrá un plazo de presentación de proyectos que se prolongará hasta finales de septiembre, periodo en el que los ayuntamientos deberán poner en marcha su maquinaria para dar forma a estas actuaciones de mejora pendientes o proyectos demandados por los vecinos que pueden tener cabida en el plan.

Los criterios a la hora de determinar el reparto entre los municipios valencianos de menos de 50.000 habitantes son los mismos que se utilizaron en el plan SOM. Es decir, una cantidad fija para todos los municipios y otra variable en función de criterios como el número de habitantes, que pondera un 30%; el coste efectivo de los servicios o la superficie (10%). También se tendrá en cuenta la tasa de paro (10%); los núcleos de población separados, como aldeas y pedanías (4%) y la pertenencia al Pacto de Ayuntamientos, con actuaciones contra el cambio climático (3%).

La mayoría de municipios ya han presentado la documentación pertinente y los técnicos de la corporación provincial ha hecho los cálculos para determinar la asignación que le corresponde a cada uno. Oliva será la ciudad más agraciada, ya que recibirá más de 126.000 euros, seguida de Tavernes con casi 111.000 euros. Por contra, Gandia no se encuentra entre las ciudades beneficiadas ya que esta ayuda solo es para municipios de menos de 50.000 habitantes.

Fotos

Vídeos