Ròtova logra la protección del Palau y abre la puerta a su restauración

Acceso principal al Palau dels Comptes de Ròtova, con remates almenados en la muralla. / lp
Acceso principal al Palau dels Comptes de Ròtova, con remates almenados en la muralla. / lp

El Consell otorga el título de Interés Cultural al edificio del siglo XVII y el ejecutivo inicia el plan de recuperación para ubicar el consistorio y un museo

Ó. DE LA DUEÑA RÒTOVA.

El viejo proyecto de recuperación del Palau dels Comptes de Ròtova, del siglo XVII, sigue su curso. Los pasos que da el gobierno local son pausados pero firmes. El objetivo es ubicar en este antiguo edificio nobiliario el Ayuntamiento, el Museo Arqueológico y el Archivo Municipal. Para lograr este fin, el consistorio ha recibido un fuerte impulso: la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC).

El ejecutivo solicitó este título a la Conselleria de Cultura hará más de un año y ahora, hace sólo unas semanas, ha recibido la aprobación de su petición. El Palau dels Comptes, que ocupó la familia Rovira, puede aspirar desde este momento a ayudas estatales o autonómicas destinadas a patrimonio con el fin de recuperar inmuebles de relevancia histórica.

Esta noticia ha sentado en Ròtova más que bien, ya que con este título se abre la puerta a la restauración del edificio y se retoma el viejo proyecto de ciudad de recuperar el inmueble y trasladar allí la casa consistorial. El alcalde de Ròtova, Toni García, explicó que se trata de un «viejo proyecto que da un paso más» y precisó que aún «quedan años para que todo vea la luz».

«Es un plan de todo Ròtova, una iniciativa que viene de lejos y en la que el gobierno ha volcado buena parte de sus energías desde hace años», agregó el edil del Partido Popular. En ese sentido, García recordó muchos de los trámites que se han llevado a cabo desde hace casi 20 años para adquirir el Palau y los inmuebles aledaños, como el Cine Cervantes.

El alcalde aseveró que el proceso de compra del palacio «fue duro». «Eran muchos los propietarios que descendían de los Condes, unas 19 familias. Costó bastante contactar con todos y llegar a acuerdos. Finalmente, el edificio se adquirió en 2005 con 600.000 euros de ayudas de la Generalitat. Este fue uno de los pasos más importantes», precisó.

Muralla almenada

El Palau cuenta con una muralla almenada exterior que da acceso al Patio de Armas. En esta estancia abierta se encuentra la escalera señorial, uno de los espacios emblemáticos del palacio. El inmueble, con el paso de los años, se ha ido segregando en varias casas.

En estos momentos cuenta con tres viviendas dentro, pero hay otras dos anexas que también formaron parte del recinto, según los estudios arqueológicos. Por ello, el gobierno compró todas estas casas y el Cine Cervantes, este último por 150.000 euros, en 2006. Con ello, el municipio se hizo «con casi toda la manzana, a falta de dos casas». La gran parcela recae en las calles Major, Ave Maria y Passeig 9 d'Octubre. Esta superficie está llamada a ser el centro cultural, de ocio y administrativo de Ròtova, pero «a largo plazo», remarcó García.

El objetivo es restaurar el Palau, donde hay paredes que aún muestran la fortificación original. En las cinco casas que formaron el Palau se instalará el Ayuntamiento, el Archivo Municipal y el Museo Arqueológico. «Tenemos muchas piezas históricas que mostrar que han aparecido en excavaciones del polígono Les Masses o bajo la autovía del Morquí», dijo el alcalde.

El Cine Cervantes es otro de los grandes proyectos de esta iniciativa. Entra dentro del plan de actuación que se va a elaborar por parte del gobierno: «Haremos un documento de actuación con el que poder argumentar las peticiones de ayudas que haremos para rehabilitar el palacio y el cine». En el Cervantes se pretende habilitar un auditorio, aprovechando dos parcelas que hay en la parte posterior. Este recinto data de la década de 1940 y la actuación que se prevé será integral. Además, quedará en la misma manzana una zona verde donde se pretende crear un jardín similar al de la Casa de la Marquesa de Gandia, con «especies autóctonas y exóticas», concluyó García.

Más

Fotos

Vídeos