San Román defiende la labor de la Policía Nacional para mantener la convivencia

Carlos Julio San Román (quinto por la izquierda), con el subdelegado del Gobierno, José Vicente Herrera, y autoridades policiales. / lp
Carlos Julio San Román (quinto por la izquierda), con el subdelegado del Gobierno, José Vicente Herrera, y autoridades policiales. / lp

El nuevo comisario de Gandia toma posesión del cargo para luchar contra «la amenaza global que representa la criminalidad actual»

ROCÍO ESCRIHUELA GANDIA.

El mismo día en que los nuevos ministros tomaron posesión de su cargo, lo hizo también en Gandia el recién llegado comisario jefe de la Policía Nacional, Carlos Julio San Román Plaza. Un acto en Fomento fue la cita donde el máximo responsable de la comisaría de la Ciudad Ducal defendió la labor de la Policía Nacional y de todas las fuerzas de seguridad, así como el trabajo conjunto. «Como las instituciones no tienen vida propia, los policías nacionales debemos tomar conciencia de nuestra importancia en el mantenimiento de la convivencia y la paz social», indicó San Román.

El comisario recordó «las carencias de los últimos años de la Policía Nacional», pero pese a ello, los agentes «vienen desarrollando una gran labor en esta ciudad». «Desde este impulso y punto de orgullo sin autocomplacencia, vamos a seguir en esta línea de superación y mejora de la seguridad en el servicio a la población gandiense», apuntó.

En su discurso, el comisario también hizo hincapié en trabajar para luchar contra el índice de delitos con «la persecución del tráfico de drogas a pequeña escala y en el control preventivo del consumo ilícito mediante las propuestas de sanción contempladas en la ley». A estas afirmaciones, añadió San Román, la criminalidad actual representa «una amenaza global, que cada vez está más organizada e interconectada y demanda sintonizar y aunar voluntades entre todos los compañeros de las fuerzas y cuerpos de seguridad».

El comisario alentó a trabajar con «espíritu de equipo, comunicación, apoyo recíproco y una efectiva coordinación de competencias». Siguiendo estas premisas anteriores, San Román considera que los agentes «conducirán a que la capital de la Safor siga siendo una ciudad segura en la que sus habitantes y turistas sientan la tranquilidad de poder disfrutar en libertad en un entorno grato y propicio».

La máxima autoridad de la comisaría mostró su predisposición a «cuidar al máximo nuestra labor de auxilio a los jueces, tribunales y al ministerio fiscal». San Román también tuvo palabras para los medios de comunicación y expresó su deseo de que «logremos entendernos con la reserva de que los intereses de unos y de otros no siempre concuerdan».

Finalizó su intervención haciendo referencia al escudo que preside el salón de Fomento: 'Ojalá brillen tus obras'. «Me doy por aludido en nombre de la comisaría. Ojalá brillen nuestras obras». «Desde ahora mi compromiso y mi lealtad para Gandia, mi ciudad, mi gente», enfatizó.

Y es que San Román ya es un vecino más de la Ciudad Ducal. Así lo mostró a todas las autoridades y público presentes en la sala cuando enseñó el «flamante certificado de empadronamiento» que firmó el miércoles.

Fotos

Vídeos