El resurgir de los puestos se logró con los viernes de tapas

ROCÍO ESCRIHUELA TAVERNES.

El mercado municipal de Tavernes vivió su época de esplendor hace unos 8 años cuando la junta directiva de la asociación de vendedores tomó la iniciativa y puso en marcha una jornada de tapas que se celebraba en las instalaciones todos los viernes por la tarde. Por aquel entonces, los comerciantes apostaron por llevar a Tavernes una iniciativa que se había impulsado en otros mercados de grandes capitales como Madrid o Barcelona.

Aprovechando el horario de apertura vespertino, los vendedores dinamizaron el mercado a través de la gastronomía donde los clientes podían acudir a los puestos a comprar y a degustar una diversidad de tapas. Embutidos, mariscos o dulces eran el atractivo para captar clientes en una temporada donde la mayoría de puestos municipales estaban completos.

Miles de personas acudían al mercado para comenzar el ocio del fin de semana que en ocasiones estaba amenizado con música en directo. La iniciativa funcionó con mucho éxito, pero el conflicto con los bares de la localidad por los permisos sanitarios de los vendedores propició el declive de este proyecto.

Fotos

Vídeos