La rehabilitación del IES Jaume II de Tavernes no llegará antes de 2 años

Gobierno y oposición se enfrentan al negarse el ejecutivo a crear una comisión informativa entre todos los partidos y la comunidad educativa

C. GIMENO TAVERNES.

La situación que se vive con las deficiencias del IES Jaume II el Just generó un duro enfrentamiento en el último pleno entre el gobierno de Compromís y los dos principales grupos de la oposición, PP y PSPV. El debate sirvió para que el alcalde, Jordi Juan, dejara claro que la rehabilitación integral del centro no llegará ni en 2019 ni en 2020 porque «hay que pasar por muchos trámites pero ya hemos encendido la mecha».

La corporación municipal aprobó con unanimidad adherirse al Pla Edificant y solicitar la construcción de nueva planta del instituto vallero. También se incluyen actuaciones en el resto de centro escolares públicos como el comedor de Sant Miquel, reparar las filtraciones en el Divina Aurora, el comedor y patio de Magraner, el cierre y los aseos de Alfàndec o las filtraciones del IES Valldigna.

Hasta ese punto todo fue correcto desde el punto de vista político. La gresca llegó cuando PP y PSPV, de forma conjunta, solicitaron la creación de una comisión de información sobre el IES Jaume II, pero el ejecutivo no la aceptó. Ambos grupos querían una comisión formada por la comunidad educativa y todos los partidos de la corporación. Desde el gobierno consideraron que ya se había votado la reconstrucción del instituto y que esa función de seguimiento le correspondía al ejecutivo.

El tono del debate fue en aumento. Desde el PSPV, Pilar Altur pidió que se tuviera presente la opinión de la comunidad educativa y de todos los partidos. Eva Palomares, del PP, fue más contundente y afirmó que pretendían «desbloquear la reforma del Jaume II , implicar a los agentes que tienen que ver en la educación, al Consell Escolar, a la oposición y hacer que el gobierno se ponga las pilas».

La concejal de Educación, Bea Ferreres, replicó a la edil popular acusando a su partido de no haber hecho nada para lograr la rehabilitación del instituto indicando que «el Jaume II no estuvo en la primera edición del programa porque no había nada preparado», culpando así a la Conselleria que hasta 2015 dependía del PP. El alcalde, Jordi Juan, llamó al orden varias veces. El primer edil señaló que no se realizó una reunión entre representantes del instituto y los portavoces de los partidos en la oposición «porque no entendía el por qué tenía que hacerse».

Desde EUPV, Eduardo Bononad, pidió calma y apostilló que no estaría de más ver la posibilidad de mantener el gimnasio y el salón de actos, tal y como piden desde el centro educativo. En la réplica, Altur indicó que con la propuesta querían transmitir la inquietud de la comunidad educativa porque «no queremos volver la vista atrás, simplemente que se estudien estas inquietudes». Palomares afirmó que sólo pedían «diálogo, información y entendimiento».

Juan recordó que se había aprobado solicitar hacer el instituto de nueva construcción y pidió coherencia ya que «hemos aprobado por unanimidad un acto administrativo. El Ayuntamiento ha votado por un instituto nuevo. Una cosa son los deseos personales y otra lo que es razonable». El primer edil matizó que su equipo de trabajo ya ha realizado muchas reuniones y añadió que «el gobierno no es un facilitador de reuniones» respecto la intención de organizar un encuentro con la presencia de todas las partes implicadas.

Fotos

Vídeos