El TSJ reconoce que el alcalde de Villalonga vulneró los derechos del edil de Compromís

El fallo considera que el socialista Enric Llorca impidió al portavoz nacionalista defender sus enmiendas en el pleno de agosto del 2016

ROCÍO ESCRIHUELA

villalonga. Nuevo varapalo judicial para el alcalde de Villalonga, Enric Llorca, en menos de dos semanas. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJ) ha reconocido que el primer edil socialista vulneró el derecho a participar de asuntos públicos de un concejal y estima el recurso en materia de protección de derechos fundamentales interpuesto por Santi Alberca, portavoz de Compromís, aunque la sentencia no es firme y la decisión se puede recurrir.

Los hechos se remontan al pleno extraordinario celebrado el 30 de agosto de 2016 cuando el portavoz nacionalista no pudo presentar sus enmiendas en la sesión plenaria para debatirlas y votarlas. Las propuestas de Compromís habían sido presentadas en tiempo y forma, pero la presidencia de la mesa, ejercida por el alcalde, no le permitió la exposición de las mismas, pero sí aceptó el turno del grupo popular.

El fallo indica que esta situación implica «una obstrucción al ejercicio de las funciones de un cargo público de concejal». Además, la sentencia señala que «no existe disposición alguna que permita el rechazo de la enmienda por razones de oportunidad o viabilidad, tratándose de un análisis de fondo cuya evaluación no compete al alcalde que preside el pleno, sino al propio pleno como órgano soberano». Además, añade, que «su rechazo es infundado» porque el «asunto está convenientemente incluido en el orden del día».

Desde el grupo municipal Compromís hicieron ayer público el fallo del TSJ para mostrar el «nuevo varapalo judicial al alcalde de Villalonga». En un comunicado, desde la formación también han lamentado la actuación de la secretaria municipal ya que «a pesar de la evidencia de un comportamiento manifiestamente ilegal del alcalde en el pleno, y a pesar de nuestras quejas y protestas, se mantuvo al margen y no formuló ni la más mínima advertencia o observación de ilegalidad».

Comportamiento autoritario

«Es la secretaria del Ayuntamiento y no del alcalde de turno y está al servicio de los intereses generales, aunque esto suponga llevar la contraria al mandamás del alcalde de Villalonga», señala el comunicado. Del mismo modo, desde Compromís lamentan «el comportamiento reiteradamente autoritario y prepotente de la alcaldía» y reclaman que Llorca «abone los gastos de abogados y procuradores ocasionados al Ayuntamiento en este nuevo pleito perdido». Alberca, exportavoz de la formación, ha señalado que «el tiempo nos ha vuelto a dar la razón y ha puesto a cada uno en su lugar y el juzgado vuelve a declarar ilegal y contraria a las normas una actuación del alcalde».

Fotos

Vídeos