El PP reclama a la Diputación que retome la obra del Trinquet tras dos años de parálisis

La formación demanda subvenciones para dinamizar el Prado y la Corporación sostiene que da ayudas y cada localidad decide sus fines

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El Partido Popular aspira a que la Diputación de Valencia finalice la construcción del Trinquet de Gandia, que lleva más de dos años paralizado; que impulse programas para fomentar la pesca, el turismo y el comercio, y que mejore las infraestructuras deportivas de la Ciudad Ducal a través de los presupuestos que la entidad provincial está elaborando para 2018.

La portavoz del PP en la Diputación, Carmen Contelles, estuvo ayer en Gandia y exigió estas inversiones junto al diputado y concejal Guillermo Barber, y el líder de la oposición en la ciudad, Víctor Soler. De hecho, el edil remarcó que hay inversiones paralizadas en Gandia «que corresponden a la Diputación».

Recordó que la obra del Trinquet fue impulsada en la pasada legislatura por el PP y que está parada desde el cambio de gobierno de 2015 y la llegada de un cuatripartito al Palau de Batlia de Valencia. Soler reclamó a la Diputación que contemple esta actuación en las cuentas del nuevo ejercicio.

«El Trinquet es una infraestructura vital para impulsar la economía de Roís de Corella, que sufre desde la marcha del hospital», agregó. Soler reclamó también que el presupuesto incluya partidas económicas para ayudar a los sectores pesquero y turístico: «Hay que potenciar la relación entre ellos y promover iniciativas para aprovechar los recursos de los pescadores para ganar en visitantes, como se hace en muchos puntos de España».

El edil pidió que la Diputación impulse un plan para revitalizar el Mercado del Prado, donde quedan unos tres comercios: «Se necesitan ayudas para dinamizar este espacio, que servirían para crear flujos de clientes en el centro de Gandia».

Infraestructuras deportivas

Soler solicitó que se destinen ayudas a mejorar el Polideportivo: «Las instalaciones dan vergüenza. Los usuarios se quejan del mal estado de muchos vestuarios. Hay que invertir en deporte, como hace la Diputación en muchos pueblos».

En ese sentido, Contelles lamentó la doble vara de medir del «cuatripartito». «Hay localidades, gobernadas por el PSPV, que se llevan el 11% de las ayudas, mientras que todas las que están bajo la tutela del PP reciben el 9%». Barber lamentó, por su parte, la retirada de programas como el de desfibriladores o el 'Plan de Turismo Senior'.

Finalmente, Soler reclamó ayudas al comercio «para mejorar la señalítica». «Todas las indicaciones llevan a los conductores a los centros comerciales. Hay que acabar con esto y la Diputación puede hacerlo».

Desde el área de Hacienda de la Diputación indicaron que los presupuestos no contienen «ni ahora ni nunca» el tipo de partidas que demanda el PP, sino que se dan ayudas a los municipios para que impulsen las obras que consideren: «Si Gandia quiere acabar el Trinquet podrá hacerlo con ayudas de 2018».

Sólo con el Plan de Obras de 2017, precisaron, la ciudad recibió 400.000 euros, además otras aportaciones como la del Fondo de Cooperación o el Plan de Inversiones Sostenibles, de 2,7 millones. Desde la entidad añadieron que los presupuestos de 2018 se están elaborando y que estarán listos en diciembre. El año pasado la Corporación manejó unas cuentas de unos 430 millones de euros.

Fotos

Vídeos