La rebaja del IBI sale adelante en Gandia entre reproches de mala gestión económica

Los 25 ediles del Ayuntamiento de Gandia votan a favor de la rebaja del IBI. / àlex oltra
Los 25 ediles del Ayuntamiento de Gandia votan a favor de la rebaja del IBI. / àlex oltra

Ejecutivo y oposición dan luz verde a la reducción del 5% de la tasa y se acusan de haber engordado la deuda en sus etapas de gobierno

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El gobierno de Gandia (PSPV y Més Gandia) y los partidos de la oposición (Partido Popular y Ciudadanos) sacaron adelante ayer, en un pleno extraordinario, una rebaja del 5% en el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), pero lo hicieron entre acusaciones de mala gestión financiera.

El ejecutivo convocó esta sesión urgente para aprobar el cambio en el tipo impositivo y evitar así que los recibos de los vecinos de Gandia aumenten tras el incremento de 4% del valor catastral aplicado por el Ministerio de Hacienda.

El organismo que dirige Cristóbal Montoro publicó una orden a finales del mes de diciembre del pasado año para que las localidades que están acogidas a un Plan de Ajuste y que no han revisado el catastro desde 2003 aumenten un 4% el valor de todos los bienes inmuebles urbanos.

Ante esta situación, el bipartito se puso manos a la obra para aprobar de urgencia una rebaja en el porcentaje que marcan los municipios y que se multiplica por el valor catastral para calcular la cuantía del recibo.

El pleno aprobó ayer que el tipo pase del 1,95% al 1,45%, lo que se traduce en una rebaja del 5% del recibo desde este 2018. Con ello, se compensa el 4% incrementado por Hacienda y se aplica una rebaja del 1%. En definitiva, los vecinos verán que sus recibos de IBI bajan un euro de cada cien.

Pero pese al acuerdo para sacar adelante la medida y los votos afirmativos de los 25 concejales, tanto gobierno como oposición se dedicaron a lanzar dardos contra la bancada de enfrente. Més Gandia y PSPV cargaron contra el Partido Popular por haber permitido que la deuda aumentara durante sus años de gobierno en la ciudad, entre 2011 y 2015.

«El rigor que ha tenido Montoro para subir el catastro, ya podía haberlo tenido cuando gobernaba el PP en Gandia, ya que permitió que la deuda aumentara en 30 millones al año», dijo la edil de Més Gandia Alícia Izquierdo.

Responsabilidad financiera

El portavoz del PSPV, José Manuel Prieto, aseguró que los populares son «responsables del desastre económico de Gandia», al que hubo que poner remedio en 2015 con la aplicación del Plan de Ajuste. El edil de Ciudadanos Ciro Palmer se limitó a decir que su grupo no iba a permitir «otra subida» de tasas a los vecinos.

El concejal del PP Guillermo Barber lamentó que el gobierno no atendiera la propuesta que le trasladó hace unos días de dejar sin efecto la subida del IBI del 25% practicada en 2015. El popular cargó contra el gobierno: «Gandia recibió un adelante de los Participación en los Impuestos del Estado de 17 millones y otro abono de 30, pero sigue generando deuda. Antes era 'San Montoro', cuando enviaba dinero, ahora que aplica un 'catastrazo' porque el gobierno no cumple el Plan de Ajuste sólo le demonizan».

Más

Fotos

Vídeos