Rafa Llario: «Hay jugadores en el Oliva que son una lacra para la plantilla»

El ya extécnico del club se despide advirtiendo del problema interno de la entidad con algunos de sus futbolistas

S. ROCA OLIVA.

Rafa Llario ya no es técnico de la UD Oliva. El técnico y el club de El Morer llegaron a un acuerdo para rescindir el acuerdo federativo que les unía y poner fin así a la etapa en la que el entrenador ha intentado sin éxito colocar al Oliva en la lucha con Pego y Rafelcofer por el ascenso.

Como ya le ocurriera a Diego Miñana y a Pachera, el adiós del entrenador viene salpicado de nuevo por el papel que juegan algunos jugadores de la plantilla respecto a la figura del entrenador. Llario fue mucho más preciso que sus antecesores: «El Oliva tiene jugadores que son una lacra para la plantilla y mientras eso no se solucione tienen un problema», dijo cuando fue preguntado por su relación con el plantel y añadió: «Me reuní con los jugadores y les dije que a mí no me iba a pasar como a mis compañeros, pero desgraciadamente han ganado el pulso y así ha sido».

Para Llario el detonante de la mala sintonía ha sido fundamentalmente la falta de compromiso de algunos miembros de la plantilla: «Hay gente como yo que pierde un partido y está dos días malo en casa; pero he visto a gente de risas de regreso tras perder un partido y no puedo con eso».

Rafa Llario deja el Oliva con un balance de seis victorias, tres empates y cuatro derrotas

El ya exentrenador reconoció que no había trasladado estas quejas a la junta: «No me dejaron prácticamente hablar porque era una decisión que tenían tomada. Yo también tenía claro que no quería seguir en esas circunstancias».

El Oliva, por historia, afición y población tiene la aspiración siempre de estar en la mejor categoría posible y parece la Regional Preferente el escalón mínimo que debe ocupar, sin embargo no concuerda ese anhelo con los medios de que disponen los técnicos: «Es muy duro ir a jugar un partido y que tres jugadores estén en la nieve, dos o tres más trabajando sábado y domingo. Así es difícil. Añádele las lesiones de jugadores tan importantes como Camacho y Cañero». Llario se marcha con un sabor agridulce del Oliva en esta segunda etapa.

En la anterior se quedó a las puertas del ascenso a Tercera en dos ocasiones y en esta no ha podido cumplir con el objetivo del ascenso a Preferente: «Respeto mucho al Oliva y espero que los jugadores reaccionen y jueguen con otra intensidad».

Rafa Llario deja al equipo clasificado en la quinta plaza y a diez puntos de los puestos de ascenso. El conjunto suma veinte puntos, por los treinta que acumula el Pego y los treinta y tres del Rafelcofer. El balance arroja seis victorias, tres empates y cuatro derrotas con un cómputo global de 21 goles a favor y 19 goles en contra.

A partir de esta misma semana se hace cargo del equipo LLorens Mellado, que ya podría sentarse en el banquillo en el partido ante El Real de Gandia, en el derbi de la jornada.

Fotos

Vídeos