«La psicóloga me recomendó hacer bricolaje y no cobré jamás»

Joaquín Soto. / ó.d.
Joaquín Soto. / ó.d.

Ó. DE LA DUEÑA GANDIA.

El empleado público de Villalonga al que el gobierno local ha suspendido durante tres años de empleo y sueldo se llama Joaquín Soto. El trabajador afirmó ayer que no ha recibido compensación alguno por realizar ningún trabajo.

«La psicóloga me recomenzó hacer tareas para distraerme como bricolaje, jardinería, paseos o almuerzos sociales. Eso hice, estuve en una propiedad familiar distrayéndome y no cobré jamás nada de nadie», aseguró el interino.

Soto remarcó que en ningún momento ha tenido intención de percibir dinero, sino que ha seguido las indicaciones de su terapeuta.

Precisamente, el trabajador dispone de un informe de la psicóloga, fechado el 25 de abril de este año, donde se relata el plan de tratamiento. En él figuran las recomendaciones de la doctora, entre ellas trabajos de campo o bricolaje.

Este informe, dijo Soto, intentó entregarlo al alcalde, pero el edil no quiso aceptarlo pese a que mediaron representantes sindicales del Ayuntamiento de Villalonga.

Por otro lado, el empleado denunció ayer el «maltrato recibido» por el alcalde, Enric Llorca. «El primer edil me ha insultado varias veces mientras trabajaba, me dijo perro en dos ocasiones delante de un agente de Policía Local», aseguró.

Esta situación, según Soto, viene de lejos, ya que el alcalde «siempre ha querido que le digan que sí a todo».

«En reuniones sindicales hace años me llegó a decir que si estaba de su lado no tenía nada que temer, pero que de lo contrario pagaría las consecuencias». Soto mostró a este periódico todos los partes de asistencia médica y de su baja por ansiedad y depresión.

«Cogí una primera baja cuando me insultó por primera vez, pero me repuse a los pocos meses y regresé a mi trabajo. Aún así había persecución hacia mi persona y encima me expedientaron y me dijeron que me espió un detective. Recaí», agregó.

Soto está bajo medicación. El empleado insistió en que nunca ha trabajado para «nadie», ni ha percibido salario alguno. «La psicóloga me recomendó hacer trabajos de campo y estar entretenido y eso hice. No he trabajado, sólo me he entretenido en propiedades de mi familia».

Fotos

Vídeos